lunes, 30 de mayo de 2011

Repaso del año: Portugal

Inicio hoy con la liga portuguesa una serie de seis posts en la que intentaré analizar lo que dejan tras de sí las temporadas que ya terminan en las grandes competiciones nacionales del Viejo Continente. Sin contar con la española, de la que como bien sabéis no suelo hablar, pretendo acercaros mi punto de vista sobre lo vivido este año y las conclusiones que de ello saco de forma progresiva en cuanto al nivel, de menos a más.

Evidentemente abro con esto un profundo espacio de debate pues doy por sentado que no todos los lectores coincidiréis conmigo. Es más, creo que algunos empezaréis a discrepar desde que en el párrafo anterior ya decía que el primer elegido es el campeonato luso. En cualquier otra temporada pocos los pondrían en duda pero después de esta las discrepancias son más que admitidas.

Personalmente la sigo considerando por detrás de la Eredivisie y más teniendo en cuenta que la Oranje ha disputado la final del Mundial. Pero es un hecho que las distancias a nivel de clubes se van recortando a pasos agigantados como demuestra el gran papel de nuestros vecinos en la Europa League.

Sin duda este salto cualitativo es lo más destacado. La gran mayoría, con una base más que sólida, defiende que el equipo del año en Europa es el Barcelona. Lo asumo pero no lo comparto. Considero que la superioridad con la que el Oporto se ha paseado por todos los campos bien merece un reconocimiento.

De acuerdo que juega en una liga menos competitiva, que la Europa League no es la Champions; pero los de Vilas Boas han dado una sensación de superioridad que no se recordaba. Campeones invictos de Portugal, campeones de Copa remontando en semifinales un resultado más que adverso ante el Benfica y campeones del segundo torneo en importancia del Viejo Continente siendo favoritos de principio a fin. Una hoja de servicios impecable a la que solo le ha faltado la secundaria Copa de la Liga.

Títulos en su haber y la sensación de que, si mantienen el bloque, el año que viene pueden pelear con los mejores por la orejona. Y todo ello cambiando el modelo en verano y poniéndolo en manos de un tipo de 33 primaveras cuyo único aval era una buena temporada en el Académica y varios años como acólito de Mourinho. Para quitarse el sombrero.

La impresionante aparición del fenómeno Vilas Boas ha tenido consecuencias negativas para el otro protagonista del año en el país ibérico. A pesar de sus méritos, Domingos Paciencia ha tenido que soportar un inmerecido segundo plano. El que fuera jugador del Tenerife dejó al Braga subcampeón en su primera experiencia con el equipo. Muchos pensaban que con aquello se había tocado techo. Y se equivocaban.

De forma brillante y con jugadores semidesconocidos eliminaron al Sevilla en la previa de la máxima competición europea y pese a caer en la primera fase, no renunciaron al sueño de hacer algo grande fuera de sus fronteras. Solo el Oporto en un partido muy abierto les despertó. Por el camino sacrificaron los trofeos domésticos pero aquello importaba poco en un año histórico. Ahora toca ver como pinta el futuro sin el entrenador, que se marcha a resucitar al Sporting de Portugal, y con la fuga de alguna de sus estrellas.

A caballo entre lo excelso de los de "O Dragao" en todos lados y de un Braga netamente de exportación se encuentra el Benfica, máximo exponente del término medio. Segundo clasificado en el torneo de la regularidad, semifinalista en la Europa League y campeón de la Copa de la Liga; no se puede hablar de mal año aunque en boca de todos queda un sabor agridulce, más después de ser campeón en 2010. Lo más negativo, el fichaje para la portería de Roberto. El club no acertó y el futuro del meta español es más bien oscuro. Mantener a Salvio se antoja como el mayor reto del mercado que ya arranca. El argentino ha explotado y se ha convertido en pieza clave.

Mejor pinta el devenir del Sporting de Portugal más que nada porque peor es complicado. El club se encuentra el franca decadencia. Sin objetivos por los que pelear, ha logrado un tercer puesto decepcionante a 15 puntos del Benfica y a 36 del Oporto. Sus activos no son buenos y volver a pelear el título pasa por acertar con el proyecto que encabezará Domingos.

Fuera de los cuatro grandes, la principal novedad es la ausencia en competiciones extramuros de los equipos de Madeira, algo que no sucedía desde hace tres temporadas. Ni Nacional, sexto, ni Marítimo, noveno, han logrado alzarse con el quinto puesto, propiedad del Vitoria de Guimaraes. La venta de Bebe al Manchester United le dio liquidez a una entidad que el año pasado se quedó a las puertas y que esta campaña además ha disputado la final de la Taça.

Mención especial merecen también Rui Vitoria y Joao Tomás. El primero, a sus cuarenta años, ha guiado con gran maestría al Paços de Ferreira a una meritoria séptima posición y a la final de la Copa de la Liga. Por su parte, el que fuera delantero de infausto recuerdo para el beticismo, ahora en el Rio Ave, se ha coronado a sus 35 años como el segundo máximo goleador del campeonato con 16 goles, cifras que han servido para que los entrenados por Carlos Brito terminaran el año en octavo lugar.

Una posición que el año pasado ocupó el Naval 1º de Maio. Lejos de revalidar su éxito el equipo de Figueira de Foz, con una plantilla muy joven, vuelve a Segunda dos temporadas más tarde junto con el Portimonense, al que poco le ha durado la aventura en la máxima categoría. Su lugar lo ocuparán en 2011 el Gil Vicente y el Feirense, primeros clasificados de la Liga Honra. Por cierto, ahí anda Os Belenenses que lejos de pelear por el ascenso ha visto de reojo la categoría de bronce.

2 comentarios:

Ángel Ruiz dijo...

Entiendo entonces que la liga de Portugal la consideras la sexta opción? Bueno no entiendo mucho de fútbol internacional, pero Inglaterra, Alemania, Francia, Italia, Nosotros... si puede que sea la sexta Portugal. Interesante artículo para aprender un poquito de lo de fuera de España. Saludos

CARLOS MATEOS GIL dijo...

La sexta opción sin contar con España porque en el blog solo hablo de fútbol internacional. Serían las cuatro que has dicho, Holanda la quinta y Portugal la sexta.