viernes, 27 de diciembre de 2013

Los doce momentos del 2013

Termina el 2013 y toca hacer balance de lo vivido en el plano futbolístico. Han sido doce meses muy intensos, plagados de sensaciones y momentos que quedarán para el recuerdo. Estos son, para este blog, los doce momentos más importantes vividos en este curso, uno correspondiente a cada mes del año que ya toca a su fin
 
Enero: Messi entra en la historia: Recién estrenada la segunda semana del año, la FIFA anunció el nombre del ganador del "Balón de oro". El trofeo recayó por cuarto año consecutivo en el futbolista argentino Leonel Messi. El atacante del Barcelona se convirtió así en el jugador que más veces lo había logrado.

Febrero: El fútbol vuelve a ensuciarse: Una vez más el deporte rey y los actos vergonzosos volvieron a darse la mano. En febrero se destapó una red de corrupción en una operación que terminó con cuatrocientos veinticinco detenidos y trescientos sospechosos de diversa índole. Ciento cincuenta partidos habían sido amañados. La noticia llegó poco después de que "France Football" denunciara irregularidades en la concesión del Mundial del año 2020 a Qatar. 

Marzo: La batalla de Saint-Denis: Cuando el sorteo de la fase de clasificación para el Mundial de Brasil encuadró a Francia y España en el mismo grupo, ya se sabía que la exigencia iba a ser máxima. "La Roja" había dejado escapar la victoria en el Vicente Calderón frente a los galos. Ese desliz, unido al empate ante Finlandia en El Molinón, obligaba a vencer en Saint Denis para ser primeros. En uno de sus mejores partidos de los últimos años, el combinado que dirige Vicente Del Bosque tiró de carácter y firmó una noche estelar con victoria por 0-1. Finalmente las dos selecciones disputarán el torneo el próximo verano.

Abril: La noche dorada de Lewandowski: Pocas actuaciones individuales serán tan recordadas en la historia de la Liga de Campeones como la del delantero polaco Robert Lewandowski contra el Real Madrid. Sus cuatro goles en la ida de las semifinales, disputada en Dortmund, ajusticiaron al conjunto blanco y pusieron las bases para que su equipo pudiera pelear por el título. En el otro lado del cuadro el Bayern se mostraba inmisericorde con el Barcelona. Semanas más tarde se conocería que los dos equipos se verían las caras en la primera final alemana de la competición.

Mayo: Se va una leyenda: El fútbol inglés en general y el Manchester United en particular no podrían entenderse sin la figura del Sir Álex Ferguson, un técnico que se lo ha dado todo a los "Diablos Rojos" durante más de veinticinco años. El escocés deja un legado impecable a sus espaldas, con 1.500 partidos en su haber, treinta y ocho títulos y la admiración de todo el fútbol internacional.

Junio: Un trago amargo para "El Rojo": A las 17.06 del 15 de junio se confirmaba la noticia. El Independiente de Avellaneda, uno de los equipos con más historia del fútbol argentino, conocía lo que era un descenso de categoría después de una racha de 101 años de permanencia en la Primera División. Seguía así los pasos de otro cataclismo histórico, el vivido por River Plate en 2011. En sus primeros meses de peregrinar por la categoría de plata, "El rojo" marcha tercero por detrás de Banfield y Defensa y Justicia.  

Julio: Brasil está casi preparada: Un titular con doble sentido que resume lo que fue la Copa Confederaciones. En lo relativo a la selección anfitriona, se confirmó como la principal favorita para conquistar el título junto a España; más después de pasar por encima de la campeona del mundo en la final. Otra cosa es la capacidad para albergar el torneo. El país ofreció una buena imagen pero de fondo asomaron los disturbios paralelos que dieron la vuelta al mundo y reflejaron los problemas que allí se viven.

Agosto: Bale, el chico de oro: Su fichaje por el Real Madrid fue el culebrón del verano. Tras mucho batallar con el Tottenham, el conjunto español se hizo con sus servicios a finales de mes. Las cifras de la operación nunca quedarán claras pero todo apunta a que el galés se convirtió en el más caro de la historia y quizás en el primer hombre cuyo precio sobrepasó los cien millones de euros.

Septiembre: El reencuentro: La suerte estaba echada desde que se conoció el retorno del portugués Jose Mourinho al Chelsea. El luso volvía a verse las caras con su enemigo Pep Guardiola, cuyo fichaje por el Bayern Múnich se había anunciado en enero. Ninguno de los dos disputaba la Supercopa de Europa por méritos propios, pero aquello no importó. Centraron las miradas en un partido que terminó, bordeando el 1 de septiembre, con victoria de los alemanes tras una tanda de penaltis.

Octubre: La Roma hace historia: Aunque el conjunto capitalino se ha ido desinflando en las últimas semanas de 2013, nadie les quitará el récord que consiguieron a principio de temporada. Los de Rudi García lograron el mayor número de victorias consecutivas en un arranque de la Serie A dejando la cifra en diez, una más que las logradas por la Juventus en la 2005-2006. Rompió la magia un empate a uno ante el Torino. Aquél gol de su rival, por cierto, fue el segundo que habían recibido en toda la competición. El único encajado en su camino triunfal fue obra de Babiany, del Parma.

Noviembre: La agonía de México: Nunca el Tri había sufrido tanto para entrar en un Mundial, no al menos en los tiempos modernos. Los mexicanos salvaron la honra in extremis después de eliminar en la repesca a Nueva Zelanda. Antes habían superado su primer match ball en la fase de clasificación tras un intenso mano a mano con Panamá que se le escapó de las manos a su rival. Tanto sufrimiento dejó heridas. Cambios de entrenadores, renuncias a la selección, inestabilidad... Ahora toca coserlas para dar una buena imagen en Brasil el próximo verano.

Diciembre: El Bayern, rey del mundo: Los alemanes se pasearon por Marruecos y conquistaron el Mundial de Clubes de la mano de Pep Guardiola, que suma su tercer entorchado en esta competición. Era el quinto título de los germanos en una temporada en la que solo dejaron escapar la Supercopa de Alemania. Su rival en la final de este último peldaño fue un honroso Raja Casablanca, que se deshizo en semifinales del Atlético Mineiro. Una muestra más del potencial dormido del fútbol africano.
 
Por cuestiones personales, el blog descansará en su publicación hasta la primera o la segunda semana de 2014. Os deseo a todos los lectores una feliz navidad y un próspero año nuevo.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Diez motivos para no perderse el Arsenal-Chelsea

La Premier se viste de gala esta noche. Dos de los mejores equipos de la liga inglesa cruzarán sus fuerzas en busca de tres puntos que les permitan optar al liderato a finales del año 2013. No es el único aliciente del Arsenal-Chelsea que se vivirá en el Emirates a partir de las 21.00 horas. Aquí os dejo una lista con diez motivos para no perderos el encuentro.
 
1. Derbi de Londres: Se enfrentan los dos equipos más importantes de la capital. Pese a ello ambos tienen maneras diferentes de ver la confrontación. Mientras que los aficionados del Arsenal consideran al Manchester United y al Tottenham como sus máximos rivales, los del Chelsea ven en su contrario de esta noche al mayor enemigo.
 
2. Técnicos: Enfrentados estarán dos de los entrenadores de más renombre de la Premier. De un lado el francés Arsène Wenger, al frente del Arsenal desde 1996. Del otro el portugués Jose Mourinho, que afronta su segunda etapa en el Chelsea. Aunque en la previa han querido templar los ánimos, conocidas son las desavenencias entre ambos. De hecho el luso, que nunca ha perdido contra el galo, llegó a calificar a este de "voyeur" en octubre de 2005. Wenger respondió tachándole de "estúpido".
 
3. Ashley Cole: El que fuera jugador del Arsenal, ahora en el Chelsea, ha sido noticia en la previa del encuentro. Jose Mourinho ha indicado que ocupará un lugar en el banquillo, decisión que según algunos medios llega motivada por la salida nocturna que el lateral realizó junto a algunos futbolistas de su ex equipo el pasado miércoles. En la rueda de prensa previa, el técnico declaró: "Estaba en su día libre y no soy su padre, soy el entrenador. Solo puedo controlar lo que hacen cuando están conmigo, no lo que hacen cuando no están conmigo".
 
4. Presencia de españoles: Sin contar los canteranos, seis españoles se juntan entre los dos equipos. En el Arsenal; Arteta, Cazorla y Monreal. En el Chelsea; Azpilicueta, Mata y Torres. Todos ellos están disponibles aunque en principio Monreal y Mata ocuparán un lugar en el banquillo de inicio a juzgar por las preferencias habituales de sus entrenadores.
 
5. Bajas: Mucho más importantes las del Arsenal, que pierde a Koscielny por lesión y a Wilshere por una sanción de dos partidos después de dedicarle una peineta a los aficionados del City el pasado fin de semana. A ellos se unen Oxdale-Chamberlain, Sanogo y Diaby. En el Chelsea Essien se ausenta por sanción y Van Ginkel y Bertrand por problemas físicos.
 
6. Mala imagen del Arsenal: Los "gunners" sufrieron una dolorosa derrota por 6-3 el pasado fin de semana contra el Manchester City. Más allá del resultado y de la racha de los locales, que merece análisis aparte, preocupa la imagen dada fuera de lo deportivo. Al ya mencionado incidente de Wilshere con los aficionados visitantes se suman los malos modos de del alemán Mesut Özil, que no quiso despedirse de sus seguidores y fue abroncado sobre el mismo césped por su compatriota y compañero Per Mertesacker. Habrá que ver como le reciben hoy en el Emirates.
 
7. Momento del Arsenal: El Arsenal no llega a la cita en su estado de mayor esplendor. Los de Wenger encadenan tres partidos sin conocer la victoria en diferentes competiciones. Así han finalizado como segundos de grupo en la Champions y han perdido el colchón de puntos que tenían en la Premier. De hecho, si caen, podrían dejar el liderato por primera vez desde el mes de agosto. 
 
8. Momento del Chelsea: No le van mejor las cosas a sus vecinos. Los "blues" superaron la fase de grupos de Champions como primeros pero fueron apeados el pasado martes de la Copa de la Liga por el Sunderland, colista en la competición regular. Además solo han dejado una vez su portería a cero en la Premier desde el pasado 21 de septiembre.
 
9. Se acerca el "Boxing Day": La liga inglesa no para por navidades. De hecho el próximo jueves se celebrará el tradicional "Boxing Day". El Arsenal visitará al West Ham y el Chelsea recibirá en casa al Swansea. No será sin embargo la jornada que cierre el año ya que el último fin de semana de 2013 también habrá partidos. Una locura que se completará con la disputa de una nueva fecha el día de Año Nuevo.
 
10. Precedente inmediato: La presente edición de la Copa de la Liga ya midió a los dos conjuntos en el Emirates. Antes de tropezar ante el Sunderland la semana pasada, los de Mourinho se habían deshecho de su rival de hoy en el partido número 200 del portugués como técnico del conjunto inglés. Vencieron 0-2 gracias a los goles de Azpilicueta y Mata.
 
Si queréis seguir el apasionante duelo de esta noche, podréis escucharlo en www.cope.es y aplicaciones móviles de COPE y "Tiempo de juego" de 21.00 a 23.00 horas. Presenta Fernando Evangelio (@ferenvagelio), comentan David De la Peña (@David_delapena) y Marcos López (@futbolitis_aco) y narra un servidor. 

viernes, 20 de diciembre de 2013

Raja, la esperanza africana

"Al rajae" significa esperanza. Y eso es lo que tiene el Raja Casablanca, el segundo equipo africano que disputará una final del Mundial de clubes por detrás del TP Mazembe congoleño. Es el premio al aliento de un país entero que ha llevado en volandas al club que les representa en el torneo y que persigue revelarse contra el poder establecido del Bayern.
 
De rebeldía sabe bien al que llaman "El equipo del pueblo". Fue ese espíritu de inconformismo el que llevó a los resistentes marroquíes a fundarlo a finales de la década de los cuarenta con gente de la tierra. Era un grito silencioso en medio del protectorado francés, ahogado en parte por las normas restrictivas de este último. De hecho el primer presidente Ben Abadji Hejji fue un argelino con pasaporte galo, un perfil consentido por los europeos.
 
En el campo, eso sí, las cosas eran diferentes. Los que vestían la camiseta y sudaban por la victoria eran gente de Marruecos. Aquello despertó las simpatías de muchos aficionados en las gradas. No era el caso de los seguidores del Wydad, el eterno rival. Cada derbi es un espectáculo de masas con decenas de miles gargantas que se citan en el estadio Mohammed V, coloso levantado en medio del barrio de Maarif que en sus inicios recibió el nombre de Marcel Cerdan en honor un boxeador de renombre que llegó a tener un affaire con la cantante Edith Piaf.
 
Es un duelo caliente e intenso que, como en tantos otros casos, trasciende lo meramente deportivo para acariciar aspectos de carácter más social. Así, mientras el Raja representa a las clases trabajadoras radicadas en los barrios más populares de la ciudad, los del Wydad son los colores de la clase media. La rivalidad es tal que incluso ambos han tenido que enfrentarse en Rabat alguna ocasión para evitar complicaciones.
 
Mucho tiene que ver en ella un hombre, Affani Mohamed Ben Lahcen, más conocido como "Padre Jégo". Creador y primer técnico del Wydad, acabó abandonando la entidad por problemas con la directiva. Para darle cobijo estaba el otro equipo de la ciudad, al que acabó dirigiendo durante once campañas. Hombre viajero, sus visitas a Europa durante su primera etapa marcaron el potencial táctico del Wydad. Una idea de fútbol completamente antagónica a la del Raja, donde aplicó unos postulados más propios de la alegría y la vistosidad del balompié sudamericano que le llevaron a ser bautizados como el "Raja Ifraja" (Raja espectáculo).
 
De esta forma siempre ha considerado al rival del Bayern en la final del Mundial de clubes como un conjunto agradable para la vista pese a la dificultad para materializar su estilo en trofeos. Un plantel dispuesto a sacrificar el resultado por dejar buen sabor de boca. Esa visión idealista acabó dando frutos a finales de los ochenta y durante la década de los noventa.
 
Fue un esplendor atípico en el que se conquistaron tres Ligas de Campeones africanas y siete campeonatos nacionales con entrenadores de ocho nacionalidades diferentes que iban aportando sus ingredientes personales. La mixtura resultó en algunos casos y fue asumida con naturalidad hasta la participación en el primer Mundialito de clubes, la única que había conseguido hasta la fecha. Los "Nousour Al Khoudar" (Águilas verdes) cayeron ante el Real Madrid (3-2) y el Corinthians (2-0) en lo que acabó siendo un punto de inflexión.
 
Desde entonces ha habido gloria, sí, pero nada ha sido lo mismo. Los precedentes con equipos europeos se ciñen a amistosos con rivales como el Barcelona o el Athletic y no hay datos fiables que puedan indicar hasta qué punto existe la capacidad de sorprender en la final a los alemanes. Solo jugarla ya es un premio pese a que el equipo disputa el torneo como ganador de la Liga del país anfitrión, una de esas decisiones que estropean un poco su logro y hablan mal de un Mundial cada vez más democrático pero aún demasiado desprestigiado por la forma en que se organiza. 

miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿Qué ha sido de... Roland Linz?

La cara de niño de la eterna promesa del fútbol austríaco siempre le llevó la contraria a su documento de identidad. Roland Linz sigue pareciendo joven pero como quien no quiere la cosa ya suma treinta y dos primaveras en las que ha acumulado todo tipo de experiencias vitales. De hecho recientemente se ha embarcado en una nueva, pero empecemos por el principio.
 
Nacido en Leoben, localidad radicada en el centro de Austria, Linz jugó en el equipo local hasta que se le ofreció la oportunidad de probar suerte en la cantera de un club extranjero, el Munich 1860. Fue el primero de sus múltiples viajes como futbolista, una expedición que terminó cuando dos años más tarde decidió regresar a su club de origen.
 
Allí dio el salto al profesionalismo y sus buenas cifras llamaron la atención de algunos equipos punteros del país, entre ellos el Austria de Viena, que fue el que finalmente se animó a contratarlo para perforar las redes contrarias. Su paso por la capital empezó bien, levantando la Liga y la Copa. Sin embargo la alegría no duraría mucho.
 
Acto seguido encadenó cesiones en el Amira Mödling, el Niza y finalmente el Sturm Graz; desde donde regresó para jugar una campaña más en Viena. Convertido en amuleto de la entidad, ese curso volvió a repetir doblete convirtiéndose además en el máximo goleador del campeonato. Su nombre empezó a sonar con más fuerza y fue así como realizó su primera incursión en Portugal.
 
Le fichó el ya extinto Boavista aprovechando que estaba libre. Y la jugada le salió redonda ya que solo un verano después se lo vendió al Braga por dos millones de euros. Portugal parecía ser un lugar propicio para él ya que en su nuevo destino también brillaba. Sin embargo todo comenzó a torcerse después de discutir con su técnico Jorge Jesús tras una sustitución.
 
Linz dejó de entrar en los planes de este y acabó cedido la segunda parte de la temporada 2009 en el Grasshoppers. Posteriormente se desvinculó de los lusos para marcharse al Gaziantespor turco. El punta no se adaptó al país y acabó regresando una vez más al Austria de Viena, la cuarta en su carrera futbolística.
 
Esta vez aguantó varias temporadas. Empezó fuerte en su regreso pero su juego fue de más a menos. Pasada la treintena decidió que era momento de un cambio radical. Y fue así como cogió un avión, se recorrió medio mundo, y apareció en el Muangthong tailandés tras aplazar su boda con una muchacha de nombre Alina. Al final esa apuesta por lo exótico ha durado poco. A partir del mes de enero se le podrá ver con una nueva camiseta, la del Os Belenenses lisboeta.

martes, 17 de diciembre de 2013

Sobrevivir a la pérdida

Hoy se ha conocido la destitución en el Tottenham del técnico portugués André Vilas-Boas por los malos resultados. Varios son los motivos que explican la situación pero uno cobra más fuerza que los demás, la venta de sus estrellas Luka Modric y Gareth Bale en las dos últimas campañas. Ambos pusieron rumbo al Real Madrid como ya hicieron antes otros futbolistas de renombre. Sobrevivir a la pérdida de un hombre franquicia no es fácil para nadie, pero algunos lo llevan mejor que otros. Así les fue a varios clubes que dejaron marchar a sus ídolos rumbo a la capital de España.
 
Luis Figo: Fue la primera gran bomba de Florentino Pérez y todo un ataque a la línea de flotación del máximo rival. Con el tiempo los azulgrana se repusieron e incluso llegaron a hacer historia con el sextete, pero los efectos inmediatamente posteriores resultaron devastadores. Overmars, Gerard, Alfonso, Petit y Dutruel aterrizaron en una campaña donde los mayores logros fueron las semifinales de Copa del Rey y Copa de la UEFA. A esta última competición accedieron tras ser eliminados en primera ronda de Champions. En Liga acabaron cuartos.

Zinedine Zidane (Juventus): El del francés era en ese momento el fichaje más caro de la historia del fútbol y en su estreno de blanco ya levantó la Champions. Los italianos venían de hacer una temporada discreta y vieron en ese mercado de verano la oportunidad de cambiar la dinámica. Junto a Zidane, del que se deshicieron a comienzos de julio, se fueron también Inzaghi, Kovacevic y Van der Sar. Con tiempo para planificar llegaron a cambio Buffon, Thuram, Nedved y Salas; hombres la mayoría que a la postre serían claves en el rejuvenecer de la Vecchia Signora.

Ronaldo Nazario: Tras varias lesiones que amenazaron seriamente con poner fin a su carrera, el tramo final de temporada realizado por el brasileño y sobre todo su espectacular Mundial de Corea y Japón animaron al conjunto blanco a darle una oportunidad. Fue la venta más cara ese año de un Inter que traspasó por encima de los cien millones de euros y gastó en consonancia. Ese cambio de ciclo mejoró la cifras y el equipo, que había disputado la UEFA en la 2001-2002, acabó llegando a semifinales de Champions League en la 2002-2003.

David Beckham: Fue una de las piezas más ansiadas por Florentino Pérez ya que a su buen golpeo de balón añadía una capacidad inherente para generar ingresos derivados de su figura. El mandatario estuvo atento y aprovechó que la relación entre el inglés y su técnico Ferguson no era muy fluida después del famoso incidente de la bota. Aunque los "diablos rojos" dieron un paso hacia atrás la temporada siguiente, acabarían dando varios hacia adelante en el futuro ya que el dinero de la operación propició la llegada de Cristiano Ronaldo. También otras menos afortunadas como las de Kléberson, Saha o Djemba Djemba.

Walter Samuel: Aunque el "Galáctico" de ese año se llamara Michael Owen, el fichaje más caro fue el del central argentino de la Roma, por delante incluso del inglés Jonathan Woodgate. El equipo italiano vendió además a Emerson a la Juventus. ¿Resultado? Los capitalinos pasaron de quedar segundos en la Serie A con diecinueve goles en contra a terminar octavos el curso siguiente con cincuenta y ocho.

Michael Owen: La salida del delantero por doce millones de euros tras el mal año del club supuso el pistoletazo de salida para una nueva realidad, la del "Spanish Liverpool". El cambio resultó exitoso ya que el club inglés acabaría proclamándose, meses más tarde, campeón de Europa y finalista de la Carling Cup.

Robinho: Las bicicletas y filigranas del brasileño llamaron la atención de los ojeadores del club blanco. Era la gran esperanza y la gente se frotaba los ojos cuando jugó su primer partido en Cádiz. Luego fue de más a menos. Al contrario que el Santos, que ahorró lo que ingresó y además mejoró sus registros.

Sergio Ramos/Julio Baptista: Cuarenta y siete millones de euros dejó el Real Madrid en las arcas del Sevilla para hacerse con los servicios de los que por entonces parecían sus mejores jugadores. Pese a todo, la alquimia de Monchi obró el milagro. El secretario técnico del conjunto hispalense atrajo a Dragutinovic, Luis Fabiano, Palop, Kanouté y Maresca; todos ellos fundamentales para la consecución de las dos Copas de la UEFA consecutivas. Encima metieron en la hucha los veinticuatro millones de euros de superávit.

Kaka: Florentino Pérez volvió al Real Madrid en su segunda etapa y lo hizo a lo grande, con autoridad. Para ello emprendió una actividad frenética que sirvió para cerrar en primer lugar la contratación del centrocampista brasileño del Milán. El jugador apareció como una estrella y se marchó por la puerta de atrás... rumbo de nuevo al equipo que lo vendió y por mucho menos dinero. Fue lo más positivo para el conjunto rossonero, que ya empezaba a acusar algunos problemas.

Cristiano Ronaldo (Manchester United): El buque insignia del actual Real Madrid llegó en el verano de 2009 mediante el pago de un montante que a día de hoy se desconoce si es el más alto o no de la historia. Tras varios años de flirteo finalmente se consumó la relación y aterrizó en la capital de España un atacante que llegaba de ser finalista de la Champions y campeón de la Liga y la Carling Cup. El Manchester, precavido, no pecó de dispendio fácil y solo incorporó a Valencia en lo que a nombres de trascendencia se refiere. El equipo no pudo reeditar los éxitos de la campaña anterior y, pese a ganar la Carling y perder la Premier por solo un punto, cayó en cuartos de final de la Liga de Campeones.

Karim Benzema: El delantero francés escapó de Lyon tras un mal curso, en el que supieron lo que era perder la Liga después de una dictadura atroz en el campeonato local. Para hacerle olvidar aparecieron Lovren, Lisandro, Bastos, Aly Cisshoko y Gomis dejando unas pérdidas de casi treinta millones de euros. Al final Benzema no disfrutó de la que acabó siendo la mayor gesta de los galos en Europa. Tras eliminar al Real Madrid, anfitrión de la final, en octavos de la Champions; llegaron hasta la penúltima ronda.

Xabi Alonso: Su renovación se ha convertido en objetivo prioritario para el conjunto blanco. No es para menos teniendo en cuenta que el centrocampista se ha revelado como el cerebro y el metrónomo del plantel. Un papel que también tenía en el Liverpool, equipo que cayó en picado justo después de su salida.

Mesut Özil: Cuando tienes en tu casa a un futbolista como el alemán, es imposible que su baja no se note. Le pasó al Werder Bremen, que tuvo que decirle adiós después de que deslumbrara en la Bundesliga y pusiera el Mundial de Sudáfrica a sus pies. Sin él llegó la oscuridad, los primeros signos de la decadencia de una entidad que hoy no es ni la sombra de lo que era.
 
Ángel Di María: La marcha del argentino, unida a la de los brasileños Ramires y David Luiz, dejó mucho dinero en la caja fuerte del conjunto lisboeta. Sus recambios, por contra, no cumplieron con las expectativas creadas en torno a ellos. El equipo empeoró sus resultados y no pudo defender el título liguero.

Fabio Coentrao: Lo cierto es que, pese a los treinta millones de euros desembolsados, su posición en el campo no era tan relevante como la de otros rostros nuevos que fueron llegando con el paso de los veranos. Por eso no se notaron demasiadas diferencias. El equipo mejoró ligeramente, pero lo normal en una entidad que sufre vaivenes con recurrencia.
 
Luka Modric: En su primera negociación con el Real Madrid, Daniel Levy se mostró intransigente y dificultó el fichaje del croata hasta que ya no le quedó más remedio que asumir la realidad. Para superar la pérdida y arropar a su estrella Gareth Bale, tiró de talonario vistiendo de blanco inglés a Lloris, Dembele, Dempsey, Vertonghen, Sigurdsson y Adebayor. El equipo acabó fuera de los puestos Champions, el objetivo marcado al inicio.
 
Gareth Bale: La impotencia cegó de nuevo a Daniel Levy y le hizo cometer los mismos errores. El dueño del Tottenham no quiso ver la realidad y puso trabas a la llegada del galés hasta el último aliento del mercado. Se salió con la suya, haciendo sufrir a Florentino Pérez; pero a cambio se encontró con mucho dinero, poco tiempo para gastarlo y varios clubes ansiosos por inflar el precio de sus jugadores. El cóctel resultó desastroso y un mal arranque de temporada se ha llevado por delante a André Vilas-Boas.

viernes, 13 de diciembre de 2013

La ciudad del cambio

En agosto de 2012 Andy Reid perdió a su hijo por una sobredosis de heroína. Creía que había logrado reconducirle de su adicción e incluso le dio la oportunidad de trabajar junto a los entrenadores de fuerza de los Eagles de Philadelphia, equipo de fútbol americano al que dirigía de forma notable desde el año 1999. No fue suficiente para el joven Garrett, al que encontraron sin vida en la habitación de la universidad donde se realizaba la pretemporada. Tenía veintinueve años y esteroides en la estancia, lo suficiente como para que además se cuestionara su labor. El padre, roto por el dolor, tuvo que salir a defender su figura. Necesitaba un cambio.
 
El quaterback Álex Smith estaba por fin en lo más alto. No le había resultado fácil encontrar la recompensa a su esfuerzo después de muchas temporadas aciagas en un equipo histórico como los San Francisco 49'ers. Su progresión era lenta pero las cifras de sus últimas campañas invitaban al optimismo. Así, lleno de confianza, llegó al partido contra los Saint Louis Rams. La tarde no iba bien y decidió intentar ganar unas yardas en carrera ante la imposibilidad de encontrar a un compañero en la recepción. Fue derribado. Un golpe seco en la cabeza. Pérdida de la visión. Cambio por el reserva Colin Kapernick y fin de la historia. Cuando pudo volver había perdido el puesto y asistió impotente desde el banquillo a la derrota en el Superbowl ante los Ravens. No pudo hacer nada por alcanzar su sueño. Necesitaba un cambio.
 
Oriol Rosell llegó al Barcelona en edad cadete. Allí, en "La Masía", compartió la ilusión de vestir la elástica azulgrana en el Camp Nou junto a chicos como Sergi Roberto o Muniesa. Todos ellos ganaron la Nike Premier Cup y fueron progresando. Él llegó hasta el penúltimo escalón. En el filial, cuando acariciaba con los dedos aquello por lo que había peleado, empezaron a cerrársele las puertas. Dejó de contar para el entrenador mientras otros daban el salto. Necesitaba un cambio.
 
Algo semejante le sucedió al lateral zurdo argentino Federico Bessone. Hizo las maletas y aterrizó en España procedente de su país natal para labrarse un futuro en el fútbol europeo. En las inferiores del conjunto azulgrana coincidió con Leo Messi. Uno llegó alcanzó el objetivo, el otro se marchó a las Islas Británicas. Tras despuntar en el Swansea aceptó fichar por el histórico Leeds. Fue una mala decisión. Acabó cedido en el Charlton y rescindiendo su contrato. Volvió entonces al Swansea, pero ya nada era lo mismo. Pese a debutar en la Premier, su experiencia en el Viejo Continente se fue diluyendo. Necesitaba un cambio.
 
Son cuatro historias diferentes, de tristeza y de frustración, que confluyen en un mismo lugar; Kansas City. La ciudad más poblada del estado de Missouri ha acogido entre sus muros a todos ellos ofreciéndoles una oportunidad para la redención. Y la han aprovechado, hasta el punto que no recuerdan los habitantes de la zona un momento en el que el deporte local gozara de tan buena salud a nivel nacional.
 
La primera alegría llegó esta semana cuando el equipo de soccer conquistó la MLS Cup tras imponerse en la final al Real Salt Lake. En una plantilla donde los nombres de los jugadores franquicia no son tan altisonantes como los de otras, ha primado el conjunto, la ambición y también el buen hacer de su técnico Peter Vermes; el único capaz de levantar el trofeo primero como jugador y luego como entrenador en un mismo equipo.
 
La segunda podría aparecer dentro de unos meses. Un arranque excepcionalmente bueno colocó a los Kansas City Chiefs como el último equipo en caer en la NFL durante el presente curso. Pese al bajón de juego en las últimas jornadas, la esperanza de volver a conquistar un Superbowl casi cuarenta y cinco años después permanece intacta. Sería el premio máximo para una ciudad que ha dado cobijo a los desamparados para ponerles de nuevo una sonrisa en su cara.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

¿Qué ha sido de... El escándalo de los "pasaportes falsos" (y V): Bruno Marioni?

Aún queda algo de su paso por el Tenerife en el ADN del delantero Bruno Marioni. Se pudo comprobar el otro día a través de su cuenta en la red social Twitter, donde colgó una fotografía celebrando su gol a Las Palmas, quizás el más importante de cuantos anotó en la isla y probablemente el más recordado.
 
Al conjunto canario había llegado procedente del Villarreal, el equipo que le reclutó para la causa en España en la que supuso su segunda aventura en Europa. Antes se había destapado con la camiseta de Newell's gracias a unas cifras goleadoras que llamaron la atención del Sporting de Lisboa. Sin embargo el paso por el club portugués no resultó tan satisfactorio como se esperaba y tuvo que resetear de nuevo en su país vistiendo las camisetas de Estudiantes e Independiente.
 
Este último sería importante en su carrera ya que a él volvería durante unos meses cuando la RFEF empezó a sospechar de la autenticidad de su pasaporte italiano, algo que finalmente no se materializó en ningún tipo de sanción como sucedió en la mayor parte de los casos. Asimismo fue el que le acogió cuando abandonó España.
 
Después de aquello decidió volver a probar suerte fuera, pero no en el Viejo Continente. Su fichaje por Pumas fue el primero de la que acabaría siendo una prolífica carrera en México. Tal es así que en el tramo final de esta solo abandonó ese país para enfundarse durante un tiempo la camiseta de Boca Juniors tras pasar por el Toluca.
 
Luego vendría sus estancias en el Atlas Guadalajara (dos etapas que pudieron ser tres si hubiera aceptado volver de su retiro), el Pachuca y finalmente el Estudiantes Tecos, donde colgó las botas de forma definitiva. Terminaba pues su periplo sobre los campos como futbolista y se abría ante él una nueva vida repleta de posibilidades por explorar y disfrutar.
 
De todas eligió una de las más inesperadas, la de cambiar el césped por el asfalto, la de optar por el aroma de la gasolina en lugar del que destila el linimento. Lo hizo compitiendo en los circuitos de la mano de la compañía automovilística Fiat e incluso se ha permitido el lujo de ganar algunos grandes premios y un título.
 

lunes, 9 de diciembre de 2013

Un golpe para Brasil

A solo unos meses de que el Brazuca comience a rodar en los campos de Brasil con motivo del Mundial, el verde se ha manchado de rojo oscuro casi negro. En una jornada que ha visto caer al abismo de la división de plata a dos históricos como el Fluminense, campeón el año pasado, y el Vasco de Gama; las lágrimas inherentes al sentimiento han quedado eclipsadas por la sinrazón que emerge dentro de los individuos frustrados.

Cuando unos salvajes carentes de empatía entran en confrontación con otros salvajes ansiosos por descargar su ira, las escenas indignas afloran en un espectáculo más propio de los documentales de animales que del noble arte del deporte. Violencia en dolby surround, en directo y sin tamizar para el resto del mundo entre los seguidores del Atlético Paranaense y los del Vasco de Gama.

Es el precio que se paga cuando las masas entran en combustión y el papel de aficionado se torna en el de soldado de fortuna, en el de defensor kamikaze del orgullo caído. Nadie piensa, solo actúa. Golpea y no pregunta. Olvida que su imagen es la de la escoria humana a ojos de los japoneses, de los moldavos, de los estadounidenses... de sus vecinos, de sus mujeres, de sus hijos.

La falta de amparo, la pasividad de las fuerzas del orden, la dejación de funciones y la habilidad para pasarle la mierda a los demás tampoco ayuda. Mientras los energúmenos se zurraban la badana en las gradas, mientras unos monstruos pateaban la cabeza de un hombre que yacía inconsciente en el suelo; los que tenían que velar por la seguridad se mostraban inseguros.

Los policías echan la culpa de la falta de asistencia a los privados. Estos a los policías. Lo único cierto es que, en el fragor de la batalla, nadie hacía las veces de muro de contención para la locura sádica de individuos que bajo sus gorros y capuchas exhibían ojos inyectados en sangre, como felinos en el momento de la caza.

Con su incapacidad para poner freno a lo que se vio ayer, Brasil queda a la altura del betún, tocada en su fachada antes de la primera de las dos citas que deben demostrar extramuros su condición de potencia mundial emergente. Todo un toque de atención para lo que se le viene encima. No se admiten más errores. Por desgracia, energúmenos hay en todos lados.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

¿Qué ha sido de...El escándalo de los "pasaportes falsos" (IV): Martín Herrera?

Viajar a un estadio como Anoeta siempre es especial, más si juegas en otro equipo vasco y lo que hay en juego es un derbi. Al guardameta argentino Martín Herrera, por entonces en el Alavés, le escamotearon esa oportunidad el 18 de marzo del 2001. Fue el único partido que se perdió por el caso de los "pasaportes falsos", el que cayó entre medias de su suspensión cautelar por parte de la RFEF y el levantamiento de esta tras comprobarse que estaba bien acreditada su condición de italiano y por tanto podía ejercer como comunitario.
 
Aquello pudo suponer un borrón en el excelente paso del portero sudamericano por España. Acusado de no medir bien las salidas y de "hacer la estatua" en más de una ocasión, su trofeo Zamora en el año 2000 calló muchas bocas. Este llegó un año antes de la gran noche del Alavés, aquella final de la Copa de la UEFA en el Westfalen que se recuerda como una de las mejores en la historia del fútbol europeo.
 
Nacido en Córdoba (Argentina), Martín se enfrentó como tantos otros chicos de su edad a un gran dilema, el de escoger el fútbol o decantarse por el baloncesto. Dicen los que le conocen que con la pelota naranja se desenvolvía de forma notable pero que fue el "Gordo" Ferrarese el que le animó a ponerse los guantes en el Estudiantes de Río Cuarto.
 
Fue el paso previo a su fichaje por Boca Juniors, a donde llegó a los dieciséis años para quedarse tras una prueba. Con Navarro Montoya bajo los palos, jugar era complicado. Por eso desarrolló parte de su actividad con los reservas. Allí conoció uno de sus días más duros sobre el césped. Sucedió el 16 de mayo de 1993 cuando, tras chocar con un delantero de Independiente, sufrió un traumatismo craneal con hundimiento de pómulo, fractura en el hueso orbital del ojo derecho y rotura de ligamentos. Quizás ahí naciera, comprensiblemente, su preferencia por quedarse bajo los palos antes que salir a buscar la pelota.
 
Con su porvenir reprimido debido a la competencia, Herrera decidió marcharse en busca de nuevas oportunidades. Tras llamar la atención en el Club Atlético Atlanta se mudó al Toluca mexicano y posteriormente al Ferrocarril Oeste, paso previo a su desembarco en Europa. Allí todo fue de más a menos, a nivel específico en el Alavés y a nivel global tras salir del club rumbo al banquillo del Fulham.
 
Finalizada su breve experiencia en la Premier volvió a casa. Lo hizo con ilusiones renovadas aceptando una oferta del Estudiantes de La Plata. Allí conoció a uno de los técnicos de moda en el fútbol Mundial, Diego Pablo Simeone. El meta empezó como titular pero tras ser expulsado ante Boca Juniors desapareció de las alineaciones y acabó enfrentado con el "Cholo". Con el cierre de la temporada y el título de campeón en sus vitrinas, decidió alejarse del fútbol profesional. Tras varios meses de tranquilidad, acabó sus días como arquero atajando en el club que le vio crecer, el Estudiantes de Río Cuarto.

Al ser festivo, el próximo viernes no se actualizará el blog. Disculpad las molestias.

martes, 3 de diciembre de 2013

Mitroglou, fuego en El Pireo

Desde que disfrutaron en sus carnes de la que probablemente sea la gesta más improbable del fútbol moderno, mucho ha cambiado la vida en Grecia. Castigados sin piedad por la crisis y en pie de guerra contra todo y contra todos, los helenos son supervivientes a la deriva en busca de una tabla que les permita seguir a flote.

Los suyos son problemas que no puede solucionar el fútbol aunque lo cierto es que el deporte rey supone un opiáceo efectivo, una droga que aletarga y desvía la atención de los temas realmente importantes. Un remedio que resulta especialmente efectivo en el caso de los seguidores del Olympiakos, fervorosos hinchas que viven en una nube más mullida de lo habitual.
 
Con el grifo del gasto cerrado para sus rivales en el campeonato local, el equipo del Pireo se pasea en casa mientras extramuros intenta limpiar el nombre del balompié patrio con actuaciones más que dignas en la Copa de Europa. Una labor de representación que se traslada a la selección nacional, donde cuatro futbolistas del club jugaron como titulares en los dos partidos trascendentales de la repesca mundialista ante Rumanía.
 
De todos, uno sobresale por encima de los demás, Kostas Mitroglou. Convertido en uno de los delanteros más en forma del continente, en el que está suponiendo el año de su explosión definitiva ha dado una zancada de la que se están beneficiando todos aquellos que le rodean y que no ha pasado desapercibido para algunos de los grandes de Europa.
 
El suyo es el golpe sobre la mesa de un joven de maduración "tardía" cuya trayectoria es una metáfora en sí misma de la situación de sus paisanos. Al igual que otros tantos ahora, él también salió con su familia en busca de un porvenir mejor, en este caso en Alemania. Allí se hizo hombre y futbolista en el Duisburgo y el Moenchengladbach antes de volver con la lección aprendida y la fe en el petate tras despuntar en el Europeo sub-19 de 2007.
 
Un retorno que no fue fácil al chocar su hercúleo perfil de faro ofensivo con la idea de dinamismo del "Txingurri" Valverde. Ansioso por demostrar que él tenía razón y su técnico se equivocaba, aceptó cesiones en el Panionios y el Atromitos.  Fue una forma de ganar tiempo a la espera de su oportunidad definitiva, la que le ha recibido este año de la mano de Míchel.
 
El chico, que lucía cara de poco espabilado y aspecto más bien torpe pese a que con sus actuaciones demostraba lo contrario, es ahora un asesino del área con mirada caníbal y un arma de fuego siempre dispuesta cada vez que acompaña el balón a la red. Pistolas o metralleta, Mitroglou tira de arsenal en sus celebraciones disparando en ráfaga como el protagonista de una película de Tarantino.
 
Poco le importa quién se ponga delante y cuál sea el escenario; no tiene piedad ni de equipos ni de selecciones, arrasa en el placentero páramo de la Liga y en el pedregoso terreno de la Champions. El paso de los años le han dejado como muescas un corte de pelo militar, una barba propia de los estibadores del Egeo que acentúa su perfil griego y unos brazos que ejercen las veces de pinacoteca. Ahora es un centurión cuyos gritos de rabia son los de un país entero que como él quiere volver a la luz tras caer al fondo del pozo.

viernes, 29 de noviembre de 2013

En busca del Bom Senso

Se viven momentos de alegría y regocijo entre los brasileños. Cada día que pasa es uno menos en la cuenta atrás para el Mundial del próximo verano, un evento que se espera con los brazos abiertos y la ilusión de enmendar aquella tragedia histórica que supuso el Maracanazo de la selección uruguaya en la cita de 1950.

Sin embargo la satisfacción no es plena. Los principales actores, los futbolistas que juegan el campeonato local, se encuentran estos días en pie de guerra como consecuencia de los daños colaterales que tiene para ellos la organización de la cita. La necesidad de cuadrar las fechas ha generado un calendario atroz que desafía a todas las leyes de la lógica.

Frente a la injusticia y con la intención de aprovechar las circunstancias para dar cabida a otras reclamaciones, ha nacido en el país una asociación bautizada como "Bom Senso FC" detrás de la cual se encuentran rostros conocidos como el mítico portero Rogerio Ceni o el que fuera jugador del Fenerbahce Álex.

De hecho fue precisamente este último el que llegó a la conclusión de que había que hacer algo tras encontrarse sobre el césped con el central del Internacional de Portoalegre Juan, también con pasado en el Viejo Continente, y analizar ambos la complicada situación. Poco después todos recibieron una propuesta del sindicato de futbolistas que animaba a llevar a cabo un periodo de vacaciones quebrado en periodos de diecisiete y trece días. Fue la llama que prendió la mecha de un movimiento que busca tratar las cosas cara a cara con la Federación (CBF), sin intermediarios.

Bajo el eslogan "Por un fútbol mejor para quien juega, para quien anima, para quien transmite y para quien patrocina" el grupo, que también ha recibido críticas como la de "O Rei" Pelé o la del presidente del Atlético-MG Alexandro Kalil, ha recogido numerosas firmas a lo largo y ancho de Brasil. Incluso publicó un manifiesto el 30 de septiembre de 2013 en el que destacó cinco puntos: El calendario del fútbol nacional, las vacaciones de los jugadores, el periodo adecuado de pretemporada, el Fair Play Financiero y la participación en los Consejos Técnicos de las entidades que rigen el fútbol.

"Queremos agregar valores al fútbol, incluso a la televisión. La televisión vende un mal producto. Un Seedorf descansado va a ser el atleta que todos conocemos. Juninho volvió al Vasco de Gama y descansado va a mostrar el fútbol que le consagró. Ese producto va a tener mucho más valor. No queremos enfrentarnos con nadie, queremos sumar para que el fútbol sea mejor", indicó Álex en declaraciones al programa de ESPN Brasil 'Bola da Vez'.
 
Para dar mayor visibilidad a sus reivindicaciones, los jugadores fueron un paso más allá expresándose de forma pacífica sobre el césped. Bien fuera cruzándose de brazos durante treinta segundos, sentándose en el suelo o pasándose el balón sin intención de atacar; los futbolistas ha ejecutado acciones que han dado la vuelta al mundo haciendo reflexionar a la CBF.
 
Tal es así que esta ya ha salido al paso para intentar calmar los ánimos. En un comunicado oficial salpicado con perlas de autobombo, el organismo se ha comprometido a revisar algunos aspectos. De esta forma abre la puerta a las pretemporadas de treinta días, a los temporadas de sesenta y cinco partidos, a sumar esfuerzos con los jugadores para el perfeccionamiento del Fair Play financiero y a oficializar una representación de los futbolistas en los órganos decisorios que ya existe de forma extraoficial.
 
Es la demostración de que existe una voluntad de consenso para no dar una imagen preocupante de puertas a fuera antes del Mundial. Una imagen dañada recientemente tras el derrumbe de una estructura metálica en el campo del Corinthians que causó dos muertos. En un campeonato que cada vez cobra más relevancia, cuidar los mejores activos no es un deber sino una obligación.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

¿Qué ha sido de... El escándalo de los "pasaportes falsos" (III): Delio Toledo?

Lo primero que se debe dejar claro es que nuestro protagonista de hoy finalmente fue absuelto, por el Juzgado número 1 de lo penal de Barcelona, del delito de falsedad documental del que le acusaba el Ministerio Fiscal y la Federación de Fútbol. La sentencia, con fecha de 28 de junio de 2002, apenas tuvo difusión entre los medios de comunicación.
 
Limpiaba así su honor y su nombre un lateral que aterrizó en España con la intención de echar raíces tras haber debutado ya en Europa. Lo logró en el Udinese italiano, por el cual fichó procedente del Cerro Porteño. Antes había debutado en el Atlético Club Colegiales de Asunción, ciudad a la que llegó tras recorrer los 200 kilómetros que la separan su localidad natal, Cecilio Báez.
 
Ya en el Viejo Continente sus buenas cualidades llamaron la atención del Espanyol. Fue entonces cuando ya en Barcelona, saltó el escándalo. En febrero de 2001 la Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), reunida en Murcia, decidió suspender la licencia del jugador tras no convencerles el pasaporte de este.
 
Lo extraño del caso es que antes de marcharse al "destierro" habitual que sufrieron antes o después todos aquellos que están en su situación, Toledo no negó los hechos pese a que luego fue absuelto. Así, en la rueda de prensa de su despedida antes de poner rumbo de nuevo al Cerro Porteño declaró: "Tengo ganas de agarrar cara a cara al que organizó todo esto, no vale la pena decir el nombre. Ya llegará el momento en que me pueda enfrentar a él y hablar como un hombre, ya me dirá por qué lo ha hecho y de dónde ha sacado todo esto".
 
A esa cesión en Paraguay le siguió un traspaso al Colón de Santa Fe argentino. Fue el paso previo a su regreso a España para militar en las filas del Zaragoza. Durante su estancia en el conjunto aragonés siguió batallando por lograr la nacionalidad pero eso no le desconcentró ni un ápice. De hecho fue capaz de firmar su tarde más gloriosa, aquella en el Calderón donde marcó dos goles en el 92 y en el 94 que aguaron un triunfo rojiblanco que iba dedicado al fallecido Jesús Gil.
 
Durante sus campañas en tierras mañas, Delio Toledo se asentó en el once y se hizo importante aunque eso no le impediría salir de la entidad. Olvidado, viajó a Turquía para enrolarse en el Kayserispor. Cansado de estar lejos de su familia, decidió retirarse en 2010 para apoyar a sus hijas en los estudios. Eso sí, el gusanillo del fútbol le mordió una vez más y acabaría volviendo para completar una pequeña estancia en el 3 de febrero. Además regenta, o al menos regentaba, la escuela de fútbol para niños "Dos toques".

viernes, 22 de noviembre de 2013

Los dislates de Joseph Blatter

Vaya por delante que, en mi opinión, cualquiera de los tres principales candidatos al "Balón de oro" merece el premio. Ribéry lo ha ganado todo con el Bayern pero en un equipo tan coral su importancia se difumina y no queda tan claro que haya sido el más determinante de la plantilla. Messi es probablemente el mejor jugador de toda la década y uno de los mejores de la historia pero las lesiones le han hecho desaparecer en algunos momentos de la temporada. Cristiano, por su parte, está en un momento de forma impresionante y ha sido el más regular, pero a esas virtudes no le han acompañado los títulos.
 
Entiendo también que cada uno barra hacia su casa. Que Ribery diga que ya le tiene un hueco en su casa, que Sandro Rosell asegure que si no hay presiones será para su jugador y que todo el madridismo se haya movilizado para sentar en el trono al portugués; es parte de la campaña mediática que acompaña al galardón.
 
Sin embargo, pese a la jugosidad del mismo, el trofeo vive en el constante desprestigio. Sea quién sea el vencedor, nadie estará satisfecho. Y a eso, desde luego, no ayuda la actitud del presidente de la FIFA Joseph Blatter; un individuo que convive con la animadversión constante de los aficionados y que con sus actitudes se encarga de mancharlo.
 
Su último disparate ha sido ampliar el plazo de votación tras la disputa de la repesca. Puede sonar a detalle menor, pero la decisión parece propia del que pretende salvar su propio culo al precio que sea necesario, limpiar su escaso prestigio ensuciando un reconocimiento que ya existía cuando él llegó al cargo y seguirá prolongándose en el tiempo cuando tengamos la fortuna de verle partir.
 
Con Messi lesionado durante dos meses y Ribéry deslucido en el paso previo al Mundial y por tanto incapaz de acumular en estos dos partidos más méritos de los que ya tenía; el movimiento en la fecha del voto indica que Blatter, sin decirlo abiertamente, anima a la gente a que apoye a Cristiano Ronaldo; brillante con Portugal.
 
Evidentemente aquellos técnicos, capitanes y periodistas vinculados a las grandes selecciones, que no necesitan casarse con nadie, harán lo que les venga en gana. Menos clara queda la postura de los que representan a naciones cuyo desarrollo futbolístico recibe un importante empujón debido a las aportaciones de la FIFA. No es mi intención poner en tela de juicio su honestidad pero sí quizás la de algunos directivos que están por encima de ellos y en condiciones de presionarles.
 
Si esa sombra de la duda se despierta en mí, entiendo que lo mismo puede suceder con el común de los aficionados. Significa eso que, si Cristiano Ronaldo gana el "Balón de Oro" (algo que en mi humilde parecer sería tan justo como que se lo dieran a los otros dos favoritos), quedarán en un segundo plano los indudables méritos deportivos.
 
Sin embargo según se traducirá de las declaraciones posteriores entre los injuriados; no será por la intercesión de un Blatter que solo persigue salir airoso después de mostrar públicamente su preferencia por el argentino al tiempo que llevaba a cabo una poco acertada imitación del luso, sino por los grandes esfuerzos realizados por aquellos ajenos a la FIFA que apoyaban con vehemencia la candidatura del siete del conjunto blanco.
 
El dirigente suizo, que con la mierda echada sobre el "Balón de oro" ha tapado el mal olor que dejaba sus tejemanejes con Catar para que el Mundial de 2022 se dispute en invierno, no quería probablemente un desenlace como el que tiene visos de suceder pero aún quiere menos recibir estopa de la opinión pública. Por ello ha puesto su semilla para solventar la papeleta y que todo parezca un accidente. Si el desenlace, por contra, es inesperado; queda por ver cuál es su próxima bala en la recámara.
 
Así es Blatter, un hombre ansioso de poder que disfruta de las mieles de su cargo sin importarle excesivamente la institución a la que representa. Hace lo que le viene en gana, que casualmente suele ser lo que más le interesa a él, y lanza balones fuera cuando centra las opiniones. Características de un mal gobernante pero todo un arte a fin de cuentas.

Por cuestiones laborales me resultará imposible actualizar el blog este lunes. Intentaré retomar la actividad el miércoles. Dejo para el viernes el post que tenía previsto para hoy. Disculpad las molestias.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

¿Qué ha sido de... El escándalo de los "pasaportes falsos" (II): Joao Maria Menezes "Barata"?

En todo Canarias cuecen habas. Si la semana pasada trataba en esta sección el asunto de varios jugadores de Las Palmas, esta me detengo en el caso concreto de un futbolista del Tenerife, un delantero que dio grandes tardes de gloria y al mismo tiempo muchos quebraderos de cabeza con su pasaporte.
 
Su nombre completo era Joao Maria Menezes si bien todo el mundo le conocía por el apodo de "Barata", que en el portugués de Brasil significa literalmente cucaracha. Difícil saber si el mote le venía del animal y, en ese caso, por qué se lo ganó. Dudas al margen, este punta nacido en Carnaubais (Rio Grande do Norte) dio el salto a España tras llamar la atención en su país jugando primero para el Itaperura y posteriormente para el ABC-RN, el Fluminense y el Guaraní.
 
De allí le fichó el Mérida, equipo en el que permaneció una temporada antes de engrosar las filas del Deportivo de la Coruña. Sin embargo, y pese a esa adquisición, Barata nunca llegó a jugar en Galicia. La llegada del holandés Roy Makaay le mandó como cedido en la misma operación a Tenerife, esfumándose de esta forma su sueño de formar parte de una de las plantillas más competitivas hasta ese momento.
 
El préstamo acabó convirtiéndose en compra definitiva. Sin embargo, a la hora de firmar ese contrato, lo hizo como comunitario gracias a un pasaporte italiano que a la postre resultó ser falso. Barata siempre alegó desconocimiento pero pese a una excelsa campaña, que culminó con el ascenso de su equipo, eso no le evitó un año de sanción y por tanto un destierro cercano al Sporting de Braga.
 
Tras aquél año de "castigo", lejos de las mieles del éxito que en gran parte había ayudado a conseguir, el ariete retornó a la isla con el club de nuevo en la categoría de plata. Había firmado números interesantes en Portugal pero no fueron aval suficiente en su segunda etapa. Su rendimiento bajó y acabó abandonando el club en medio de una tensa relación con el técnico David Amaral.
 
Defenestrado regresó a Brasil para defender primero los colores del Ponte Preta y más tarde los del América-RN y los del Ceilandia, entidad en la que se retiró con el honor de ser el futbolista nacido en su estado que más goles anotó en el Viejo Continente. Por entonces ya tenía claro que sus siguientes pasos serían en los banquillos.
 
Preparándose para esa experiencia, se matriculó en la Facultad de Educación Física, hizo cursos, realizó el primer nivel de entrenador en Portugal y acometió un postgraduado en la Universidad del Fútbol de Recife. Con todo ese bagaje se plantó en el ABC-RN, donde le vieron dar sus primeros pasos, para realizar prácticas con el cuerpo técnico el año pasado.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Top-10: Repescas mundialistas

Ya no hay marcha atrás. Esta semana se conocerán todos los equipos que van a disputar el Mundial de fútbol de Brasil. Algunos ya tienen hechos los deberes, otros sabrán en noventa minutos si hay premio o no para los viajes interminables a rincones inhóspitos de su continente durante años, para los encuentros a temperaturas extremas y para las goleadas copiosas pero insustanciales. Las repescas dejan momentos únicos, algunos de los cuales he querido refrescar en este blog. Un top-10 de eliminatorias que merecen ser contadas bien sea por su emoción, porque han dejado alguna acción para la historia o por lo extraño de los contendientes.
 
10. Rusia-Eslovenia (Sudáfrica 2010): Ha sido sin duda una de las grandes sorpresas en esta clase de partidos. Los rusos, con mejores nombres y más potencial, llegaban como favoritos y lo refrendaron marcando dos goles en la primera parte del partido de ida ante su público. Todo parecía resuelto pero se complicó. Un tanto de Pecnik en el 88 daba esperanzas a los eslovenos, que finalmente pasarían gracias al valor doble de las dianas en campo contrario después de vencer 1-0 en Maribor con anotación de Dedic.
 
9. Australia-Argentina (Estados Unidos 1994): Poco habituados a estas situaciones, los argentinos tuvieron que sudar para no perderse la cita en Norteamérica. Australia, que se había impuesto a Canadá en una ronda previa, dio más problemas de los previstos. Sin embargo para solucionar la papeleta apareció Diego Armando Maradona. El astro albiceleste, que tenía treinta y tres años y salía de una sanción de quince meses, regaló el tanto que marcó su equipo en el empate a uno de la ida. En el choque de vuelta, celebrado en el Monumental, un autogol de Alex Tobin certificó el pase. Cómo bien me ha apuntado @snedecor_rdn en Twitter, con los años uno de los temas de los que más se habló en relación a esta eliminatoria fue el del "Café veloz", que explica muy bien el diario "Marca" en este artículo. http://www.marca.com/2013/11/12/futbol/mundial/1384279824.html?a=f22f29a08c3432145e9557613c0cff4c&t=1384868675
 
8. Hungría-Yugoslavia (Francia 1998): La eliminatoria quedará, quizás, como el momento cumbre de una generación yugoslava en la que coincidieron nombres como Djukic, Mijatovic, Savicevic, Milosevic o Mihaijlovic. El combinado que dirigía Santrac Slobodan fue inmisericorde y pese a vencer por 1-7 en la ida no bajó el ritmo y le endosó a los húngaros una manita en la vuelta.
 
7. Gales-Israel (Suecia 1958): El camino de Israel rumbo al Mundial de Suecia fue de lo más peculiar. Los hebreos quedaron encuadrados con Turquía en la primera ronda de clasificación y pasaron al negarse los otomanos a jugar por cuestiones políticas. Lo mismo sucedió con Egipto en la segunda y con Sudán en la tercera. La FIFA no quiso que nadie viajara al Mundial sin disputar un solo partido y les cruzó con Gales, que ganó por 2-0 a la ida y a la vuelta disfrutando por primera y única vez de la máxima competición de selecciones. Además se salvaron dos vidas, las de Jimmy Murphy y Colin Webster. Pertenecientes ambos al United, gracias al servicio que le prestaron a su país sortearon el accidente aéreo de Múnich.
 
6. Irán-Australia (Francia 1998): Hasta que Australia consiguió inscribirse en el grupo asiático y no tener que jugarse su clasificación siempre a una carta en la repesca sufrió numerosos sinsabores. Quizás el menos esperado fue este, solo explicable desde la casta de los iraníes. Australia se puso por delante 0-1 en el partido de ida y 2-0 en el de vuelta. Pese a todo Irán consiguió empatar ambos, clasificándose por el valor doble de los tantos en feudo ajeno.
 
 5. Uruguay-Australia (Alemania 2006): Pese a los varapalos, Australia también ha tenido motivos para la celebración en ocasiones aisladas. Uno fue en el doble enfrentamiento que decidía si ellos o los uruguayos estarían en Alemania. Todo tuvo que decidirse en los penaltis después de que la ida y la vuelta terminaran 1-0.
 
4. Trinidad y Tobago-Bahrein (Alemania 2006): Probablemente sea la repesca más underground que se recuerda. No mucha gente sabía de la existencia de los triniteños y menos aún los situaban en el mapa. Lo mismo sucedía con Bahrein, país perdido en el caos emiratí. Pese a todo los dos tuvieron opciones de disputar un Mundial. Lo lograron finalmente los caribeños gracias a un gol de Lawrence en territorio asiático.
 
3. Suiza-Turquía (Alemania 2006): Dos equipos igualados ofrecieron un partido de ensueño cuyo guión era difícil de imaginar. Suiza venció 2-0 en la ida y se puso por delante en Estambul gracias a un penalti transformado por Frei en el minuto 2. Sin embargo nada estaba hecho. Un doblete de Sanli y un tanto de Ates permitieron pensar en el milagro. Con 3-1, y en plena vorágine, Streller anotó otra pena máxima. Pese al varapalo, un nuevo gol de Sanli mantuvo la emoción hasta el último aliento. Clasificados por el valor doble de sus dianas, los helvéticos tuvieron que retirarse a la carrera del césped entre una lluvia de objetos y ya en el túnel se enzarzaron en una vergonzosa pelea con sus rivales que inició Huggel propinando una patada fuera de tono a un miembro del cuerpo técnico contrario que se cruzó en su camino.
 
2. Francia-Irlanda (Sudáfrica 2010): No fue el mayor espectáculo futbolístico, ni la repesca más intensa. De hecho casi nadie se acordaría de ella si no fuera por una acción que dio la vuelta al mundo. "La mano de Henry" se ha convertido en una imagen icónica, en uno de los errores arbitrales más flagrantes del fútbol moderno. ¿Picardía? ¿Juego sucio? De poco sirvió. Los irlandeses se quedaron sin Mundial y Francia hizo el ridículo.
 
1. Rusia-Chile (Alemania 1974): De nuevo la política y el fútbol cruzaron sus caminos en una repesca mundialista. Con el golpe de estado de Augusto Pinochet aún caliente, Chile se desplazó a Rusia para disputar un encuentro que terminó con empate a cero. La vuelta nunca se celebró. Los soviéticos, en protesta por la situación del país transandino, se negaron a jugar en el Estadio Nacional de Santiago, convertido por los militares en algo semejante a un campo de concentración. Así pues once futbolistas chilenos saltaron al césped en el día y a la hora señalada... pero en el césped no había contrario. El seleccionado local sacó de centro y se dirigió hacia el marco rival para culminar la pantomima marcando un gol. 

viernes, 15 de noviembre de 2013

Una reválida para Campania

 
En una semana en la que se termina de dibujar el cuadro del Mundial de Brasil y por tanto las selecciones cobran gran importancia, aún queda espacio para el fútbol nacional. Es un lugar pequeño en medio de la vorágine, una muestra de "rebeldía" propia de países como España o Italia, donde la Segunda División  y otras categorías no se detienen.

Esa política contestataria permite en ocasiones disfrutar de partidos de alta intensidad local de forma casi exclusiva, sin que queden fagocitados por la relevancia de los grandes clubes del país. Así acontece este fin de semana en la Serie B, donde toda la atención se centra en el derbi de la región de Campania que medirá al Avellino con el Juve Stabia.

Conocida por albergar a Nápoles en su interior así como por su excelente mozzarella, la zona presenciará este fin de semana la pasión encendida propia de los hinchas del sur en un duelo que sin ser el más apasionante tiene todos los alicientes de un gran encuentro. Pese a que aún queda campeonato, una derrota del Avellino le descolgaría de la parte alta mientras que si es el Juve Stabia quien pierde, quedará aún más sepultado en el último puesto. El empate no le sirve a nadie.

Noventa minutos para los que ya no hay billetes y que, más allá de lo meramente balompédico, suponen una segunda oportunidad para Campania después de los bochornosos acontecimientos que tuvo que presenciar la semana pasada en otro de esos encuentros de gran rivalidad regional, el que midió en Serie C a la Salernitana con el Nocerina.

En previsión de posibles disturbios, los organismos de seguridad decidieron que el enfrentamiento sobre el césped se disputara sin afición rival. La respuesta por parte de los seguidores no se hizo esperar. Hasta un centenar de ellos se desplazaron hacia el hotel de concentración de su equipo para transmitirles el mensaje de que sin ellos no se jugaba. La plantilla del Nocerina hizo caso a medias. Acudió a su cita, sí; pero tras realizar los tres cambios en el primer minuto del choque cinco futbolistas simularon lesiones teniendo que ser el partido suspendido cuando apenas se había disputado veinte minutos.

Una vergüenza nacional que aún no ha tenido respuesta por parte de las autoridades pertinentes pero que ha obligado a que se preste especial atención a la seguridad este fin de semana. Tal es así que el Avellino-Juve Stabia ha paseado por diferentes horarios quedando finalmente para el relevante horario del domingo a las 20.30.

El objetivo es ahora que esa decisión no se revele como errónea y evitar situaciones como la del año 2007 en el campo del Juve Stabia, cuando la presencia de cuatro cócteles molotov a la puerta del recinto motivaron que el espectáculo se celebrara a puerta cerrada pese a que luego se trasladaría fuera, con el entrenador Eziolino Capuano subiéndose al techo de un coche mientras era jaleado por sus seguidores tras la victoria por 1-0. 
 

Afortunadamente, las cosas en ambos bandos parecen haberse calmado durante los últimos tiempos pero conviene evitar cualquier tipo de sorpresas. Es el día a día del Calcio, donde los derbis se viven al límite y la más mínima chispa convierte un partido caliente en una bomba de relojería. Por el bien de todos esperemos que este fin de semana solo se hable de fútbol.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

¿Qué ha sido de... El escándalo de los "pasaportes falsos" (I): Álvaro, Baiano y Nacho González?

Paseando el otro día por las hemerotecas me topé con un tema ya casi olvidado pero que trajo en jaque al fútbol español a comienzos del siglo XXI, el de los pasaportes falsos. En torno a una quincena de jugadores se vieron implicados en un turbio asunto que alteró las carreras de alguno de ellos. Durante las próximas semanas me propongo contaros hacia dónde fueron estas.

En el año 2000, Las Palmas volvió a Primera División. Toda una responsabilidad que obligaba a los canarios a estar a la altura en la llamada "Liga de las Estrellas". Para ello realizaron importantes inversiones económicas en busca del éxito. Fue así como aterrizaron en la isla dos brasileños, Álvaro Maior, procedente del Sao Paulo, y Dermival Almeida Lima "Baiano", traído desde el Vitoria. No fueron los únicos refuerzos ya que se repescó al meta argentino Nacho González, cedido al Pachuca.

Nadie sospechaba en el momento de incorporarles que los antecedentes portugueses de los dos primeros e italianos del segundo no tenían demasiada credibilidad. De hecho jugaron en la máxima categoría hasta que se destapó un escándalo del que todos los protagonistas aseguraban no saber nada.

Eso no les evitó a los brasileños, cuyos números de pasaporte correspondían a los de dos mujeres, una sanción de seis meses de inhabilitación a la que no se enfrentó González, cuyo caso se conoció más tarde. Castigados sin fútbol, Álvaro y Baiano fueron prestados al Atlético Mineiro para no perder la forma en la 2000-2001.

Cumplida la pena, ambos regresaron pero solo Álvaro echó raíces. El central, ya como extracomunitario, demostró sus cualidades en Segunda; las mismas que le hacían tener el sueldo más alto de la plantilla. Sin embargo los problemas económicos del equipo le animaron a buscarse otro destino. Tras perdonar la deuda que mantenían con él, puso rumbo a Zaragoza. Finalmente, ya con nacionalidad española, acabó su periplo por la Península en el Levante.

Fue entonces cuando regresó a su país, fichando libre por el Internacional de Porto Alegre. Aquella resultó la primera parada de un viaje alrededor del país que le llevó también al Flamengo, al Villa Nova AC del estado de Minas Gerais y a los paulistas CA Linense y CA Bragantino, donde milita en la actualidad. 

En el caso de Baiano, retornó a su Brasil natal tras salir de Las Palmas. Después de una breve etapa en el Palmeiras, probó suerte en Boca Juniors antes de cruzarse medio mundo y marcharse gratis al Rubin Kazan. Cansado del frío, pronto sacó billete de vuelta. El Capibaribe, el Santos y el Vasco de Gama supusieron sus siguientes estancias antes de emigrar una vez más, esta vez hacia el Atlético Nacional de Colombia. Aquella se reveló como su última salida al extranjero. Desde entonces ha peregrinado por su patria vistiendo los colores del Paulista, el Guaraní, el Red Bull Brasil y el Brasiliense, donde sigue pateando el balón a sus 35 años.

Por su parte Nacho González tuvo tiempo de entrar en la historia del fútbol español antes de que su nombre se viera implicado en el meollo. Habitual lanzador de penaltis, hizo el gol número mil en la historia de la Liga. Descendida la Unión, firmó con el Estudiantes de La Plata y posteriormente con el Nueva Chicago.

A esa experiencia le siguió otra en el Unión Española chileno. Allí agredió un colegiado, lo que le valió una sanción que acabó motivando su salida del club. Tras defender el escudo del Arsenal de Sarandí, retornó a Las Palmas para colgar los guantes y comenzar su carrera en los banquillos como auxiliar de Javier Vidales. Hoy es entrenador del porteros en el Racing de Avellaneda, el mismo cargo que ostentó con anterioridad en el Lanús.

Por cierto, y ya que hablo de Las Palmas, os enlazo un artículo que he escrito para la página Sphera Sports; con la que he empezado a colaborar semanalmente.  El protagonista es uno de los futbolistas de moda en la isla, el punta nigeriano Macauley Chrisantus.
http://www.spherasports.com/noticia/la_gran_evolucion_de_chrisantus_un_aguila_entre_canarios

martes, 12 de noviembre de 2013

Holanda, el país de las oportunidades

Gracias a su victoria por 3-1 ante el Utrecht, el Vitesse es el nuevo líder de la Eredivisie holandesa. Todo un éxito para el club, que ya no cuenta en sus filas con el punta marfileño Wilfred Bony pero que sigue sacando provecho a las cesiones que llegan procedentes del Chelsea como las de Atsu, Lucas Piazón o Van Aanholt; una bendición que terminará cuando la temporada llegue a su ocaso.

Sus excelentes resultados contrastan con los del PSV Eindhoven, equipo castigado por una racha nefasta que le ha llevado a perder tres de los últimos cuatro partidos precipitándose hasta el octavo puesto. Así las cosas todo invita a pensar que el ex jugador del Barcelona Phillipe Cocu no termina de sacar provecho a una plantilla joven y talentosa donde Park Ji-Sung es el único futbolista que supera los treinta años.

Por delante de ellos se sitúa el PEC Zwolle. El equipo está siendo la gran revelación del campeonato gracias a un comienzo espectacular. Los Blauwvingers han conseguido no dejarse puntos ante los clubes de la zona baja pero, pese a dar la cara, solo ha sido capaces de ganar al Feyenoord en la zona alta. Les castiga su falta de gol y la falta de regularidad de cara a puerta tal como demuestra el hecho de que once de sus veintidós tantos han llegado en dos encuentros.

El Twente, por su parte, es el rey del empate. Suma seis, una cifra que solo iguala el NEC Nijmega, colista. Algo completamente kafkiano teniendo en cuenta que posee la mayor diferencia positiva de goles en la competición. Encaja poco pero al igual que sucede con el Zwolle no dosifica sus dianas. Marca muchas de ellas en goleadas que solo sirven para el lucimiento pero que no resultan prácticas.

En total suman veintiocho, las mismas que el Groningen. Sin embargo hay algo singular en estos últimos, la democracia anotadora. Hasta once futbolistas diferentes han visto portería, lo que denota una clara vocación ofensiva que tiene su reverso tenebroso en la cantidad de goles encajados, hasta veinticinco.

Al AZ Alkmaar, le van algo mejor las cosas. Permanece segundo al acecho del Vitesse y primero en su grupo de la Liga Europa pero tiene que pelear con las dificultades propias de una entidad que intenta mantenerse a flote en las dos competiciones que disputa y pelear todos los títulos. Un desgaste que ha pasado factura en algunos momentos puntuales.

Todos ellos comparten una cosa en común. Con sus virtudes y sus defectos, antes o después, han sido líderes en una Eredivisie de la que apenas se llevan disputadas trece jornadas y en la que aún no han dicho su última palabra dos históricos como el Ájax o el Feyenoord. Seis nombres diferentes gozando de las mieles del éxito gracias a la igualdad de una competición en la que no existe el elenco perfecto.

Tradicionalmente dominada por el Ájax, el PSV y ocasionalmente el Feyenoord; ahora proliferan rivales contestatarios que buscan romper con el orden establecido. Así las cosas, en las últimas cinco campañas se ha dado algo que no ocurría desde finales de los cincuenta; dos equipos ajenos al triunvirato levantando el trofeo de forma consecutiva. Tampoco se recordaba la última vez que ellos, y el resto de punteros a excepción del AZ, se marchaban de una jornada con las manos vacías al mismo tiempo. La undécima del presente curso rompió el maleficio.

En una época donde el dinero manda y los poderosos lo son cada vez más, hay un país que navega contracorriente. Probablemente el tiempo ponga las cosas en su sitio y se repita la historia habitual, pero lo que antes era un paseo ahora se gana sufriendo y trabajando. Queda claro que en Holanda no se juega un fútbol de salón pero sí al menos el que plantea más incógnitas en su desenlace. Algo que también tiene su encanto.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

¿Qué ha sido de... Gudni Bergsson?

Ahora que se acerca un momento histórico para el fútbol islandés como es su primera opción real de clasificarse para un Mundial, si bien es cierto que con Croacia como rival en el playoff la hazaña se antoja cuanto menos complicada, es una buena oportunidad para repasar la vida y obras de uno de esos jugadores que se encargaron de mantener a flote al combinado nacional cuando el fútbol en la zona aún gateaba.
 
Con sus ochenta internacionalidades, el central Gudni Bergsson es sin duda uno de los rostros más reconocidos del país. Más allá de esas actuaciones con la elástica nacional, su historia de éxito y progreso en el fútbol inglés se considera como un embrión de los relatos heroicos que se han ido repitiendo en años posteriores gracias a hombres como Gudjohnsen o más recientemente Sigurdsson.
 
Estos últimos, en cambio, lo tuvieron más fácil en un terreno ya abonado para la integración de diferentes culturas dentro de un sistema que sigue evolucionando. Cuando Bergsson llegó, ese proceso estaba aún creciendo y solo la voluntad de progreso servía para hacerse un hueco. Él la tenía y lo había demostrado aceptando una infructuosa cesión en el 1860 Múnich procedente del Valur de su país natal.
 
Volvió al equipo, despuntó y fue entonces cuando en Inglaterra comenzaron a conocer de su existencia. Tras una prueba poco exitosa en el Aston Villa, acabó aceptando una oferta del Tottenham en la que fue su primera parada por aquellos lares. Sus protagonismo fue de más a menos y tras darse cuenta de que no contaba con la confianza de Ardiles, decidió marcharse hacia otra zona.
 
Le recibieron con los brazos abiertos en el Bolton, club donde se integró encontrando un hogar estable en el que desarrollar ese don que tenía. Allí pasó ocho temporadas más dulces que agrias en las que llegó a jugar en la Premier y se ganó el cariño de una grada y el respeto de compañeros y entrenadores.
 
Tal fue así que cuando tenía tomada la decisión de colgar las botas, Sam Allardyce intentó convencerle sin éxito para que siguiera dando guerra en los campos. Él, en cambio, ya había tomado una decisión, la de reconducirse laboralmente por el campo del derecho; una carrera que había estudiado en paralelo a su actividad deportiva.
 
Pese a todo no dejó de lado el deporte rey, presentando en su tierra un programa llamado "4-4-2". No sería lo único que haría en la pequeña pantalla ya que poco después repetiría como conductor de otro espacio. Sin embargo el hecho más relevante tras su retirada sucedió el 6 de marzo de 2012 cuando vivió una situación de lo más desagradable.
 
Bergsson, sentado en su puesto de trabajo, vio como a su lado un cliente apuñalaba a un compañero por una deuda del energúmeno con la empresa del el ex futbolista. El que fuera central se abalanzó sobre él para defender a su colega, siendo acuchillado en ambas piernas. Afortunadamente todo quedó en un susto. La policía detuvo al agresor, el defensa salió ileso y según parece la anónima víctima principal logró superar un estado crítico y salvar la vida.
 
Aunque intentaré actualizar el blog el próximo viernes me temo que por cuestiones laborales me va a ser imposible. En ese caso os pido que disculpéis las molestias.