lunes, 14 de junio de 2010

Diario de un Mundial 3 (13-06-10)

Todos los paises tienen una y algunos como el nuestro dos o tres. Hablo de esa jugada concreta en una competicion importante que te echa de ella. Hablo del fallo de Cardenosa, del gol que encaja Zubizarreta contra Nigeria, del cabezazo de Zidane, de la salida de Rene Higuita, de la expulsion de Beckham contra Argentina en el Mundial 98... Pues bien, desde hoy Serbia tambien tiene la suya.

A buen seguro el pais balcanico recordara, si su seleccion se queda fuera, la mano de Kuzmanovic. Los padres se la contaran a sus hijos y los hijos a los nietos y este jugador del Suttgart pasara a formar parte de la historia nacional mientras su nombre resonara cada vez que los serbios caigan en desgracia en un torneo puntero. En ocasiones a estos personajes acaba recordandoseles con afecto e incluso terminan protagonizando anuncios o tertulias pero algo me dice que en esta ocasion eso no sucedera. El hecho de que nada mas terminar el choque este borron negro en su carrera ya haya quedado reflejado en su perfil de wikipedia puede indicar por donde iran los tiros.

El caso es que nadie entendera, y probablemente yo tampoco, que paso por la cabeza del centrocampista en ese momento, que cable se le cruzo para hacer lo que hizo. Y el hecho de que nadie le comprenda y de que nadie haga el esfuerzo por hacerlo acrecentara aun mas su soledad y su sensacion de impotencia, que hoy se reflejaba cuando con el rostro desencajada se dirigia al arbitro intentando negar la evidencia de su fracaso.

Y aunque bien es cierto que el equipo de Antic dormiria mas tranquilo habiendo sumado un punto, conviene decir que no solo ha sido Kuzmanovic el culpable sino todo el equipo y tambien, porque no apuntarlo, el muro de contencion ghanes en el medio del campo con un trivote de perros de presa que han sepultado el talento de su rival.

Lo peor de todo es que en este ambiente de desolacion que a buen seguro se ha implantado hoy no hay tiempo para lamerse las heridas y toca pensar en el futuro inmediato, que es incluso mas oscuro que el presente. Porque este pasa por Alemania.

Los teutones han demostrado hoy que no van de farol y que los jovenes son unas buenas cartas para echar un ordago y llevarse la copa. Ozil, un nino con cara de nino metido en un cuerpo de nino pero que carga con una nacion como todo un hombre ha demostrado que esta capacitado para ejercer de timonel. Si eso lo juntamos con el travestismo patrio que sufren Podolski y Klose cada vez que se enfundan la camiseta nacional el cielo puede ser el techo. Porque esta claro que lo de los dos puntas no es normal. Un servidor opina que definitivamente hibernan durante dos temporadas, agazapados en sus cuevas, esperando para asomar la cabeza en las grandes competiciones de selecciones.

No obstante conviene decir que el rival de hoy ha sido un mero sparring que se ha dedicado a recibir golpes y a caer por KO sin apenas dingidad. Un boxeador caotico que lanzaba ganchos al aire mientras desconocia por donde estaba siendo atacado debido a los consejos de un entrenador que parecia haber apostado en su contra. El rostro gelido de Verbeek al finalizar el partido lo decia todo mientras la nacion entera se pregunta aun porque poblaba el banquillo aquella vieja guardia que en el pasado Mundial les hizo pensar que habia un futuro en el deporte mas alla del rugby y de Ian Thorpe.

Todo ello en el cierre de una jornada que arranco con el que probablemente haya sido el peor partido en lo que va de competicion. Personalmente espero recordar con nostalgia este Argelia-Eslovenia como mi primer trabajo cubriendo un Mundial por mucho que los jugadores sobre el terreno de juego se hayan propuesto obligarme a madrugar para luego castigarme sin piedad con un futbol lento y anodino.

Aquello, que arrancaba a las siete y media de la manana hora de Miami, queda ya lejano. En total he dedicado casi doce horas de mi dia al deporte pasivo. Y encima ese mal sabor de boca con el que me levante y que se acrecento cuando "mi" Salamanca no fue capaz de certificar su salvacion me persigue hasta la cama tras ver el Celtics-Lakers. Como bien debe estar pensando en otro lecho a miles de kilometros de distancia el bueno de Kuzmanovic, hay dias que es mejor no levantarse.

3 comentarios:

Helion dijo...

La jornada de hoy ha ido progresando, desde ese Eslovenia - Argelia sin mucho atractivo a un partido de Alemania realmente bueno.

Ahora me falta ver a Alemania ante una selección más potente(como Serbia o Ghana) para que sepamos su potencial.

Un saludo desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Alemania, como bien dices, jugó contra un rival demasiado débil, aunque hizo un partido sobresaliente, su situación me recuerda mucho a la de España en el Mundial del 2006, equipo muy joven que goleó 4 a 0 a un equipo mediocre (auqne luego Ucrania llegara a cuartos era un equipo de lo más mediocre) en el primer partido, y que a la hora de la verdad no supo competir, ese puede ser el lastre alemán. Creo que Low ha apostado por un patrón de juego totalmente nuevo con respecto al visto en la pasada eurocopa, mas para poder desarrollarlo del todo debería mejorar el doble pivote del medio campo, ayer estuvo muy flojo robó pocos balones y cedió todo el juego a las bandas. En un partido contra una selección potente, el juego de posesión y toque de Alemania pasará por ahí necesariamente (no todos los laterales serán como los australianos) y si Alemania no mejora el papel de Khedira y Schwensteiger o por lo menos no aumenta su participación en el juego, pueden tener problemas en los partidos importantes, aunque Ozil siga empeñado en llegar a ser una de las grandes estrellas del mundial.

AMG

Álvaro Fernández dijo...

Kuzmanovic y Chouchi han metido a Serbia y Argelia , respectivamente, en un buen lio. Alemania pinta muy bien. Mucho cuidadito.
SALUDOS DESDE FÚTBOL O´REY DEL DEPORTE.