martes, 22 de junio de 2010

Diario de un Mundial 11 (21-06-10)

A pesar de que el paso del tiempo ha ido borrando las frecuentes asociaciones entre la literatura clásica y el fútbol no puedo sino mirar a Marcelo Bielsa y ver su futuro inmediato en clave quijotesca. Y no lo digo porque le apoden "Loco", un mote cuya procedencia desconozco, sino porque su situación me recuerda a la del ingenioso hidalgo manchego en muchos sentidos.

Ambos se erigen como defensores de las causas perdidas y mientras el objetivo del caballero era deshacer los agravios ayudando a los más necesitados el del argentino es guiar por la senda de la victoria a un pueblo que no se sentía tan ilusionado con su selección desde los tiempos mozos de la dupla formada por Zamorano y Salas.

Para ello el bueno de Marcelo no duda en usar todo lo que tiene a su alcance con el fin de lograr su objetivo, en este caso conseguir el amor de una Dulcinea del Toboso con forma de Copa del Mundo. Y entre todos estos medios de los que dispone siente una afición casi enfermiza por los vídeos, parecida a la que Alonso Quijano sentía por los libros y que le acabó llevando a la locura.

Y precisamente ese vicio oculto amenaza con dar sentido al sobrenombre de Bielsa en los próximos días. Hombre metódico donde los haya y entendiendo que el viernes se enfrenta a uno de los partidos más importantes de su vida, nadie duda que investigará hasta el más infímo detalle y sacará humo a su DVD. Un servidor no descarta incluso que pida grabaciones con los cánticos de "Manolo el del Bombo" y las coteje con los picos de rendimiento de la selección.

Intentando pensar como él entiendo que al menos solicitará informes de todos los partidos desde el último Mundial para seguir la evolución de su rival. Y si lo hace entonces corre el riesgo de perder su cordura en la espiral picassiana seguida por España, que como el pintor malagueño atraviesa etapas que van desde el azul hasta el rosa pasando por el impresionismo.

Si decide quedarse con la versión de la cita germana verá a un equipo roto y sin esquema que durará hasta el partido contra Dinamarca en el que su rival entra en una fase colorista y de matices finos que logra su máximo esplendor con la Eurocopa. Y entonces apreciará el borrón contra Estados Unidos y creerá que todo lo anterior era imaginado para volver a enamorarse del arte de la Roja en la fase de clasificación para el Mundial.

Cuando parezca haber entendido la belleza se topará con la España de ahora y entonces se dará cuenta de que nada tiene sentido. Intentando entender la época actual empezará a hablar sólo sobre si su rival jugará con uno o dos delanteros, con extremos puros o interiores de calidad, con uno o dos mediocentros, con Cesc o sin Cesc... porque nuestra selección ofrece tantas posibilidades, todas buenas, que empiezo a sospechar que el propio Del Bosque, ante la imposibilidad de alinear a catorce jugadores sobre el campo, sueña todos los días con 20 alineaciones diferentes y se acaba perdiendo en sus propios pensamientos.

Y cuando Bielsa tenga un cacao mental de tamaño XXL, formado por un cúmulo de sensaciones diferentes, correrá el riesgo de empezar a ver a los molinos españoles como gigantes y embestir a ciegas contra ellos sin saber muy bien con qué armas, si jugando a empatar, al error del rival, a la contra...

Espero que por el bien de España el argentino no tenga el día fino, que ante tanta incertidumbre acabe abrumado y desconcertado y no dé una al derechas. Porque España necesita quitarse al menos la presión de la fase de grupos para terminar de identificar qué etapa atraviesa. Cuando lo haga volverá a confiar en sí misma. Y será entonces cuando los rivales tendrán motivos de preocupación.

2 comentarios:

Agustin Peraita dijo...

:D

Anónimo dijo...

A Bielsa le llaman loco desde su peculiar celebración de la liga con el Newell´s, en la que dijo aquello de "Newell´s, carajo, Newell´s", que ha sido objeto de canciones, y parodias de todo tipo. Te dejo el video del momento.

http://www.youtube.com/watch?v=oXVxSablf-k

Además en un hombre muy extraño que vive apartado en un rancho a 60 km de rosario sin ver a nadie, durante sus períodos en Chile, vive en la ciudad deportiva de la federación.

AMG.