viernes, 11 de junio de 2010

Diario de un Mundial 1 (11-06-10)

He pasado muchos días reflexionando sobre qué contenidos ofrecer durante el Mundial de Sudáfrica 2010 para "De paradinha" y al ver que ninguno me terminaba de convencer del todo he decidido que lo mejor que puedo hacer es ofreceros un diario.

Habrá días que escriba más y otros que escriba menos pero el objetivo es ir mostrando las impresiones que me vayan surgiendo sobre todo lo que rodea a este evento de dimensiones titánicas... No pretendo que estos posts sean análisis puro y duro de la jornada, que para eso ya están otros, sino las sensaciones personales de un amante del fútbol durante este bendito mes.

De esta forma os confesaré que hoy, por ejemplo, me marcho algo decepcionado con la jornada inaugural. No he podido ver la ceremonia de apertura pero es que, en la misma medida, tampoco he podido ver buen fútbol y eso, cuando uno lleva tanto tiempo esperando un Mundial, se hace duro.

De todo lo que ha dado de sí el día me quedó con las ganas que han puesto los sudafricanos y con su magnífica habilidad para salir a la contra ante una selección mejicana que ha dado una imagen de lo más preocupante. Bien Giovanni Dos Santos, que ha dejado destellos de calidad y se ha echado el equipo a sus espaldas, pero mal Javier Aguirre. Alinear de inicio al inseguro "Conejo" Pérez y al inconsistente Guille Franco no parecen decisiones acertadas como no lo es, a mi entender, darle minutos a Cahuatemoc Blanco. A pesar de sus ganas de agradar y de ponerle mucha garra, el delantero ha plasmado sobre el campo un fútbol bufonesco, de héroe caído que quiere pero no puede.

En cuanto al otro partido, el Uruguay-Francia, he visto miedo, mucho miedo en ambos equipos. Y como es lógico esta situación encoje las piernas y el estómago. Partido trabado, poco vistoso y con un árbitro bastante mediocre. Peleona la delantera charrúa e interesante el dibujo táctico de Domenech. Por cierto, durante los noventa minutos ya he podido apreciar algunos detalles que me indican que el Jabulani puede causar problemas. Lloris ha sufrido con él a la hora de atajarlo en un par de jugadas que parecían fáciles.

Por lo demás, también me ha resultado llamativa la campaña de marketing que ha conseguido implantar Nike en lo que ha calzado se refiere. Al pitar el japonés me he quedado con ganas de saber cuántos de los futbolistas que han saltado hoy en los dos campos llevaban las botas moradas y naranjas de la firma americana, porque me han parecido legión.

Concluyo el post de hoy diciendo que todos aquellos que lo deseéis podreís seguirme a través de Twitter (cmateosgil), una plataforma a la que quiero dar protagonismo durante el Mundial y que, por problemas de configuración del teclado de mi ordenador, tanto lo que escriba mañana como lo que escriba el domingo irá sin eñes y sin acentos.

4 comentarios:

Nico García dijo...

Un día bastante igualado. Ilusionante y decepcionante, y es que todos los equipos, excepto Sudáfrica al final, han sido demasiados conservativos. Al final, lo pueden pagar...
Saludos desde La Escuadra de Mago

Anónimo dijo...

no entiendo las alabanzas a sudáfrica, su juego no fue valiente, fue falto de calidad, toque y precisión, tan solo demostraron un fuerte contraataque, algo propio de sus cualidades raciales, fue un equipo desordenado... que espero el fallo de Méjico que estuvo lamentable, llegaron dos fallos de los mejicanos, y aprovecharon uno, sudafrica pasará por que es lo que toca, nunca el anfitrión se quedó fuera, y Uruaguay y Francia no demostraron mucho fútbol que oponer.

a proposito, se confirma la horrible organización, a parte de los robos sufridos por tus compañeros periodistas, y por los jugadores de la selección griega, me llamó la atención ver a un aficionado francés con un botellín de cerveza de cristal en la mano, así como escuchar a Ángel Rodríguez decir que no piden la acreditación a los periodistas al entrar en la sala de prensa.

muy buen post, enhorabuena por tu blog. un saludo.

Anónimo dijo...

Sudáfrica no estuvo valiente, esperó el fallo del rival, que llegó por dos veces, aprovechó una, y tan solo se preocupó de explotar sus cualidades raciales, con veloces salidas al contraataque. Méjico estuvo paupérrima, y lo de blanco fue de delito.

Uruguay y Francia confirmaron que son carne de octavos, si bien una de las dos se caerá en primera ronda, así lo requiere la FIFA, nunca el anfitrión cayó en primera fase, y este mundial no va a ser menos.

Lo peor sin duda la PATÉTICA ORGANIZACIÓN, y no hablo solo de los robos a periodistas y a los futbolistas griegos, ayer pudimos ver a un aficionado francés portando una cerveza en recipiente de cristal, por no hablar del testimonio de Ángel Rodríguez, mencionando que pudo acceder a la sala de prensa, sin que le fuera requerida acreditación alguna, ni a él ni a ningún otro periodista.

elsilbatodecollina dijo...

Poco original quizás la idea del diario, muchos blogs estan haciendo lo mismo.
Con Francia vale, puede que hubiera miedos, pero es un desastre.