martes, 13 de septiembre de 2011

El niño cumple tres años

Todos los años, cuando se acerca el 10 de septiembre, escribo uno de los posts más fáciles y a la vez más agradables de todo el curso. Ese en el que hago balance de todo aquello que le ha acontecido a "De paradinha" en los últimos 365 días, en el que veo como ha crecido el niño desde que celebrara su último cumpleaños.

Puedo afirmar que me siento un padre tremendamente orgulloso en la medida en la que el crío se desarrolla de forma natural acorde a su edad cuando acaba de cumplir tercer aniversario. Por ejemplo, sigue diciendo aquello que piensa en voz alta todos los lunes e incluso ha crecido en descaro hasta el punto que ya no le importa meterse con chavales de complexión fuerte (como hizo con el Arsenal hace un par de semanas).

También sigue conservando esa curiosidad innata que le lleva a plantearse preguntas constantemente y a buscar por sí mismo las respuestas. Por ello cada miércoles sigue indagando sobre aquellos jugadores a los que un día se les perdió la pista y que hoy se encuentran en el ostracismo o en un plano secundario, recorriendo a veces medio mundo para este cometido.

Me agrada saber, lo reconozco, que además de todo ello vaya adquiriendo valores nuevos como el respeto por sus mayores, a los que honra cada viernes. Ha aprendido que para que el fútbol escriba su propia historia hubo otros que tuvieron que hacerla germinar con anterioridad en diferentes campos y de ellos ha querido acordarse los viernes, acercando nombres que aún siguen vivos o que desarrollaron su vida hace ya varios siglos.

Otra cosa positiva es que ha aprendido a compartir con los demás. Lo hizo con la primera edición de los premios "De paradinha", que tuvieron una gran acogida y permitieron dar a conocer a jóvenes valores de la blogosfera que apuntan muy buenas maneras. Me cuenta que aquello le gustó y que intentará repetir en el futuro.

Sin embargo también debo decir que ha adquirido ciertos vicios, el principal de ellos la distracción. Es humano y como tal a veces se dispersa con su entorno y jugando con otros amigos lo que provoca que se olvide de sus obligaciones o que no las desempeñe con tanta calidad como le gustaría. La ventaja es que aprende de sus errores y ha prometido ir corrigiéndolos.

El caso es que poco a poco crece sano y lustroso como lo demuestran las cifras, de las que sois "culpables" aquellos que cada día venís a hacerle carantoñas, a escuchar aquello que quiere contaros. El blog ha recibido 34.106 nuevas visitas, 93 de media al día, que lo han posicionado al borde de las 90.000. Además ha aumentado el número de seguidores de 65 a 81, que han leído los 131 nuevos post con los que se sigue intentando mantener una periodicidad de tres por semana.

Por todo ello solo puedo estaros tremendamente agradecidos a todos vosotros. Agradecimiento que hago extensible de forma personal, como siempre, a mi hermano. Él fue el que me animó a embarcarme en este proyecto cuando intentaba hacer algo y no sabía qué. En estos momentos complicados en los que me encuentro sin trabajo, esta bitácora me permite seguir haciendo lo que más me gusta respondiendo solo ante mí mismo. Una buena forma de desentumecer los dedos y sentirme útil. Bendita terapia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El niño también expresa cada vez mejor sus ideas, y las explica en un estilo pulcro, concreto, con los adornos necesarios pero sin ser barroco, dando gran dignidad al oficio de periodista y en concreto al fútbol, al que trata sin darle la demasiada importancia que no tiene pero sabiendo que es más que un deporte, con historia, anécdotas y sobre todo siempre abierto al debate.

El niño es un afortunado por que tiene un padre que adora su labor de padre y le presta los cuidados necesarios, le está dotando de una gran educación, que duda cabe.

Dices que el blog es tu terapia, el blog es nuestra terapia ante tanto de lo mismo en el periodismo de futbol internacional: datos, nombres, videos, gente que solo quiere demostrar que es el que más sabe...aportas una cara curiosa, critica, a veces cómica y sobre todo muy muy divertida del fútbol, y lo haces como se hacen las grandes cosas, con pasión, con la pasión del que ama su oficio, pasión que dará sus frutos, es un placer leer tu blog cada 3 días y es un placer ser tu amigo y tu hermano, gracias por acordarte de mi, pero el mérito de la crianza del niño es de su padre: ¡VIVA EL PADRE QUE LO PARIÓ!

Antonio

elultimogol dijo...

Grande blog. Aquí tienes un aficionado más. Espero que tú también estés conmigo. Hoy tengo un articulazo sobre la remodelación que se ha dado en Liverpool.

Un saludo.