viernes, 30 de octubre de 2009

Exámen de muñeca para hacer justicia

Pocas veces me vereis tachar a la FIFA de efectiva así que yo que vosotros guardaría este post como oro en paño. El máximo organismo del fútbol mundial ha apostado, en una cuestión de lógica aplastante, por recurrir a métodos efectivos para controlar la edad de los jugadores en torneos como la Copa del Mundo sub-17 que estos días se disputa en Nigeria.

Datos como el hecho de que la selección anfitriona, última campeona del torneo en un equipo en el que jugaban entre otros Chrisantus o el actual delantero del Salamanca Akinsola, haya tenido que deshacerse de quince de sus jugadores porque sobrepasaban la edad permitida demuestran que África tiene un problema en este sentido.

Noticias como está, además, explican por qué las selecciones africanas sólo triunfan en las categorías inferiores o por qué el camerunés Roger Milla jugó un Mundial con 42 años y se mantuvo en activo hasta los 46. Los atrasos que el "continente negro" sufre en muchos aspectos se aprecian también a la hora de censar a la población y es ahí donde llegan los problemas.

La culpa no es de los jugadores, ya que muchos probablemente desconozcan su edad real, ni de la Federación sino de la carencia de infraestructuras para abordar esta situación. Malaui, Burkina Faso, Gambia o incluso la propia Nigeria desconocen o quieren desconocer cuántos años tienen sus jugadores y me gustaría creer que con la mejor intención viajan a competir en igualdad de condiciones.

Sobre el campo se aprecia lo contrario. Los africanos tienen por norma general un mayor poderío físico que sus competidores y una mayor envergadura, sin entrar a valorar su llamativo aspecto; que para muchos se asemeja al de chavales de cuatro o cinco años más. Salen al campo a defender a su país pero sin quererlo incurren en una injusticia.

Para evitarla la FIFA ha decidido someter a controles aleatorios a algunos jugadores para descubrir su edad verdadera, llevando a cabo exámenes por resonancia magnética de sus muñecas. Según parece el análisis del cartílago epifisario permite identificar a un futbolista mayor de 17 años en el 99% de los casos.

Un método efectivo que impedirá que se cometan fraudes pero que sólo será efectivo para esta categoría. Es por ello que el trabajo, aunque bien hecho, sólo está hecho a medias. Ahora toca buscar una alternativa para edades superiores. Sólo así sabremos si Ghana se llevó el Mundial sub-20 de Egitpo de forma justa.

5 comentarios:

diego dijo...

en colombia pasa algo parecido.hay una norma de que un jugador sub 17 juege y generalmente estos chicos adulteran papeles y con la unica forma de comprabar que si tienen mas edad es con la prueba del muñeca

snedecor dijo...

El tema surgió por el campeonato africano, cuando Zimbabwe reclamó alineación indebida de varios jugadores de Niger, que se había clasificado en su grupo. Zimbabwe había perdido todos sus partidos por lo que su reclamación no le servía para clasificarse, pero ganó el recurso, eliminaron a Niger y quien se clasificó para el Mundial fue el segundo del grupo, Malaui, que curiosamente ha ido a caer en el grupo de España en el Mundial. A partir de ahí la FIFA anunció la medida y Nigeria tuvo que desmantelar su equipo, con la sospecha de que habían preparado una selección ilegal para tener más opciones de ganar su mundial (que se te cuelen 1 o 2 pase, pero 15...).

Lo del sub'20 es muy problemático, siempre hablamos de África pero diego comenta lo de Colombia y recuerdo que Brasil nos ganó el mundial de 2003 con un jugador, Carlos Alberto, que luego se supo que tenía 25 añazos (no jugó la final por tarjetas pero había sido uno de los destacados del torneo). La CBF alegó que no sabían nada, sancionaron al jugador (que reconoció que había mentido y exculpó a la federación), y ahí quedó la cosa

diego fernandez dijo...

por la verdad del futbol se deverai examinar a todos los jugadores y no solo a algunos.
un saludo desde mi visión del balón
te añado a mis links pasate por mi blog y si te gusta haz lo mismo

JORGE dijo...

es una buena decision todo sea porque estos torneos sean lo mas legales posibles. En algunos casos es algo raro ver a jugadores con tal envergadura y potencia fisica.
saludos

Carlos Pérez dijo...

Estoy de acuerdo contigo, este tema es mas delicado de lo que parece, y la FIFA se esta esforzando por lo que veo.

Un saludo!