lunes, 2 de noviembre de 2009

Luto en "Le Canonniere"

Berthelin; El Araichi, Van Gijseghem, Vandooren, Sapina; Assou-Ekotto, Lestienne, Aspas, Ouali; Jaycee y Francois. Este once titular más Maah y Shisuba, que salieron en el segundo tiempo, pasará a la historia modesta del fútbol.

Seguramente la mayoría de estos jugadores salvo Aspas (ex del Celta) y Assou-Ekotto (hermano del jugador del Tottenham) os sean desconocidos pero ellos fueron los elegidos por Miroslav Djukic para jugar el partido que el pasado viernes enfrentó al Excelsior Mouscron frente al Standard de Lieja. El estadio "Le Canonnier" (El cañonero) registró un lleno hasta la bandera para recibir al vigente campeón y nadie dejó de gritar durante los 90 minutos. El rojo poblaba las gradas y los jugadores en el césped se entregaron como siempre en pos de una victoria que no llegó, ya que el choque finalizó con empate a cero.

Salvo que ya sepáis lo que pasó tras el pitido final muchos os estaréis preguntando en este momento porqué hablo de duelo para la historia. Pues bien, bajo la apariencia de normalidad que encierra todo lo que os contado se encuentra un acontecimiento triste. Este fue, casi con toda seguridad y salvo sorpresa en una decisión que se anunciará el próximo viernes, el último partido del Excelsior Mouscron antes de su desaparición por problemas económicos.

Otro azote deportivo para esta ciudad de poco más de 53.000 habitantes fronteriza con Francia que hasta hace un par de semanas semanas lloraba la pérdida de uno de sus paisanos más ilustres: El ciclista Frank Vandenbrouke. Se extingue pues un equipo que no llegaba al medio siglo de vida pero que en sus 45 años de existencia, los últimos 14 en primera división, llegó a jugar dos finales en dos temporadas (2000-2001 y 2001-2002): Una de la extinta Copa de la Liga Belga y otra de Copa, sin saborear las mieles del triunfo en ninguna.
Sin embargo su mayor éxito llegaría tras el ascenso. Aquél equipo, que empezó dirigiendo George Leekens (hasta que a mitad de temporada fue elegido seleccionador) y que terminó en el banquillo con Gil Vandenbrouk, finalizó tercero en su estreno en la máxima categoría. La del Excelsior no fue la única campanada en un año de locura en el que el Lierse se proclamó campeón. En aquella plantilla del equipo fronterizo figuraban entre otros los hermanos Mpenza, que al finalizar el curso se marcharían juntos al Standard de Lieja.

Desde entonces el equipo disputó sin mucho éxito dos ediciones de la UEFA y creció a pasos agigantados, engordando para acabar muriendo. En pleno apogeo construyó una nueva ciudad deportiva y su nuevo estadio pero poco a poco empezó a sufrir los problemas económicos que dieron el primer amago de infarto en la 2004-2005 y que han acabado por matar al enfermo esta temporada.

Precisamente un año en el que el equipo presentaba uno de sus proyectos más interesantes, con Carboni a los mandos de la secretaría técnica y con Djukic sentado en el banquillo. Junto a ellos habían llegado muchos jugadores españoles, la mayoría de ellos procedentes de Paterna, con ganas de comerse el mundo y que ahora tendrán que buscar trabajo de nuevo.

Uno más de los daños colaterales que implica la extinción de una entidad futbolística que deja huérfana de ilusión a una ciudad entera y a una afición que nunca ha parado de apoyar a sus jugadores. Ahora toca que todos remen en la misma dirección para que, empezando de cero, Mouscron pueda volver a tener a un equipo en lo más alto.

Milán-Parma Borriello (2-0) http://videos.sapo.pt/mZYn6gdARdzr02iUklfc
Spartak-Rostov Raphael (1-0)
Hamburgo-Moenchengladbach Zé Roberto (2-1) http://videos.sapo.pt/ByEfztu7LhQYczZ0W4oF
Udinese-Chievo Flores (1-0) http://videos.sapo.pt/szMQ9tfz5fOwDVpO4wJi
Ajax-Feyeenord Emanuelson (2-0) http://videos.sapo.pt/dHSBMwhdIQ4sGc1Kuw6I
Fulham-Liverpool Torres (1-1) http://videos.sapo.pt/4uAOqvaKlBIFzHycAa5c
Arsenal-Tottenham Cesc (2-0) http://videos.sapo.pt/pOfACnzs5sbGevG32vhZ
Fiorentina-Catania Mascara (1-1) http://videos.sapo.pt/tbNZVIhTZqs3pb98Ydzm

12 comentarios:

juanjo dijo...

Hola,
la verdad que no sabía nada, ni sigo mucho la liga belga, pero me parece una noticia muy triste, sin lugar a dudas. Y, como dices, tenía un proyecto interesante, pero tendrá que volver a empezar. Veremos qué pasa con el club y sus jugadores.
Un saludo

Joshua dijo...

Buenas.
pues si la verdad que es lamentable la situación y que nadie les ayude para evitarlo pero aver que pasa noticia triste sin duda.

go to sudafrica dijo...

No tenía ni idea la verdad, si es cierto que es un equipo que se había hecho un nombre en la liga belga en la última década, pero si gastas más de lo que tienes no hay nada que hacer, hay que vivir de realidaes.Saludos y buen artículo

4-3-3 dijo...

Me sumo a la lista de los que no sabíamos esta historia. Te agradezco que nos la acerques. Mal de muchos equipos, quizá sorprende de uno en la máxima categoría de su país.
Saludos desde 4-3-3!

Estoja dijo...

Joder, la verdad es que no tenía ni idea. ¡Qué mala noticia!

Joder, ¡¡qué putada!!

Pablo G. dijo...

Es increíble (y una lástima) que se llegue a este punto a estos niveles del fútbol profesional. Saludos

José sellés dijo...

Hola, cosa había oído sobre esto, no sigo mucho la Liga Belga, sólo miro los partidos entre el Standart y el Anderlecht.
Saludos desde
futbol-chicks.blogspot.com

Willy dijo...

Pues yo tampoco tenia ni idea,pero esta muy bien que alguien se haga eco de esto

saludos

futbollium dijo...

Recuerdo al Mouscron por la aparición de los gemelos Mpenza , que se esperaba mucho de ellos y al final se estancaron en su progresión .

Un saludo

Álvaro Fernández dijo...

Carlos, cada vez que leo tu blog aprendo muchísimas cosas. Es impresionante, nos aproximas siempre a los detalles más minúscuos , pero a la vez importantes de este deporte. Muy buen post.

SALUDOS DESDE FÚTBOL O´REY DEL DEPORTE.

Javier Somavilla dijo...

Es una pena que pasen estas cosas, pero bueno...Me da tambien mucha pena por Djuckic y Aspas
Un saludo

van_aerle dijo...

Lo curioso es que Aspas, en una entrevista, reconoció haber aceptado la oferta del Mouscrom porque le habían garantizado que iba a cobrar y, reconocía, ya no tenía ganas de irse a un club donde le prometieran un buen sueldo pero sin garantías... Ya es mala suerte, la verdad