viernes, 23 de octubre de 2009

Los últimos triunfadores del Mundial sub-17

Mañana arranca una nueva cita con el mejor fútbol joven del planeta. Tras la disputa del Mundial sub-20 conquistado por Ghana hace sólo una semana ahora son los sub-17 los que saltan a la palestra en Nigeria. Sería osado por mi parte realizar una previa ya que sólo conozco pequeños bosquejos de lo que recuerdo del Europeo sub-17 (Ozyakup, Castaignos, Buchtmann, Ben Khalifa...) pero no puedo realizar mi sección de hoy sin dedicarla al torneo. De todos es sabido que de los jugadores que destacan en estas competiciones sólo algunos triunfan. Hoy os traigo a "De paradinha" los nombres de los futbolistas-estrella de cada selección en la última edición disputada en Corea y cómo van sus carreras.

Tony Kroos (Alemania): Nombrado mejor jugador del torneo, este talentoso mediapunta dotado de llegada y criado a los pechos del Bayern Munich (donde no tuvo muchas oportunidades) juega como cedido en el Leverkusen. Allí da muestras de su gran calidad.

Eduardo Salvio (Argentina): El jugador que fue el más destacado de la mediocre albiceleste del sudamericano sub-20 fue también el mejor en este Mundial. A pesar de que este verano sonó con mucha fuerza para el Atlético aún no ha se ha decidido a salir de su país y continúa en Lanús, un equipo que se le queda pequeño.

Eden Hazard (Bélgica): El talentoso centrocampista del Lille tiene un excelente cartel en la liga francesa, dónde la pasada temporada se convirtió en el primer jugador extranjero en hacerse con el premio al mejor futbolista joven de la competición.

Álex Teixeira (Brasil): A pesar de que se borró en la final ante Ghana la semana pasada y estuvo completamente desaparecido, fue el balón de plata del torneo y pudo ser el de oro de haber ganado su selección. También fue de lo más destacado en Corea. Actualmente milita en el Vasco de Gama.

Christian Nazarith (Colombia): El corpulento punta colombiano se convirtió en el referente de su selección y su actuación en Nigeria despertó el interés de clubes europeos como el Udinese aunque a día de hoy sigue jugando en su país para el Santa Fé.

Rim Chol Min (Corea del Norte): La página web de la FIFA le bautizó como el "héroe humilde" tras marcar dos goles decisivos saliendo desde el banquillo ante Inglaterra y Nueva Zelanda. Los rumores le situaban en la liga indonesia, pero no puedo confirmar donde juega.

Lim Jong-Eun (Corea del sur): En una mediocre actuación de la selección local tuvo mucho mérito en que, al menos, su equipo no encajara muchos goles. Actualmente milita en el Ulsan Hoarang.

Roy Smith (Costa Rica): El corpulento central fue indiscutible en los esquemas de su equipo pero, a pesar de probar con River Plate, no terminó de despuntar. Actualmente juega en el Brujas de su país y fue de menos a más en la brillante actuación costarricense en el sub-20, comenzando la primera fase en el banquillo y terminando la cita como titular.

Mykell Bates (Estados Unidos): Excelente rematador de cabeza este central, capitán de la selección en aquella cita, se destapó como goleador con tres dianas (dos de ellas usando su especialidad). Actualmente continúa ligado al fútbol universitario en las filas de los Broncos de Santa Clara.

Mamadou Sakho (Francia): Habitual en las alineaciones del Paris Saint Germain ya le dediqué un post hace unos meses cuando la Juventus se mostró interesada en su fichaje. Aquí os lo dejo (http://deparadinha.blogspot.com/2009/01/el-mamadou-que-quiere-la-juve_09.html).
Ransford Osei (Ghana): Aunque finalmente el mejor jugador ghanés en Egipto fue Adiyiah, antes de que arrancara la competición todas las esperanzas estaban puestas en Osei; que había despuntado en el africano de la categoría. Sus cifras en Corea fueron de locos con seis goles y tres asistencias en siete partidos. Actualmente milita en el Twente cedido por el Maccabi Haifa.

Joseph Petterson (Haití): Poco tiempo tuvo para demostrar sus habilidades como centrocampista pero fue el suficiente para dar el salto a Europa. Tras dos años en la cantera del Braga parece estar cerca de debutar con el primer equipo.

Johnny Leveron (Honduras): A pesar de ser defensa demostró buenas dotes para incoporarse al juego ofensivo de su equipo, en el que fue un fijo en los tres partidos en tierras coreanas. Pese a su progresión sigue jugando en Honduras para las filas del Motagua.

Victor Moses (Inglaterra): En un equipo en el que jugaban futbolistas como Gosling o Hoyte, este extremo izquierdo de ascendencia nigeriana arrancó como un tiro aunque posteriormente una lesión le alejó de la competición tras el tercer partido y no pudo volver. Actualmente juega en el Crystal Palace.

Yoichiro Kakitani (Japón): Este mediapunta se convirtió en un revulsivo saliendo desde el banquillo y aunque dispuso de menos minutos que otros compañeros fue lo más destacado de una mediocre Japón. Actualmente juega cedido por el Cerezo Osaka en el Tokushima Vortis.

Macauley Chrisantus (Nigeria): El delantero, que por aquel entonces jugaba en el Hearts de Abuja, fue la bota de oro del torneo con siete tantos; uno de ellos ante Alemania. Allí emigró tras la cita para recalar en las filas del Hamburgo, que le tiene a préstamo en el Kahlsruher.

Cory Chettleburg (Nueva Zelanda): En una selección que hizo un papel lamentable, encajando 13 goles y no anotando ninguno, al menos jugó completos los tres partidos y disparó al larguero contra Brasil. Actualmente juega al fútbol en el instituto North Boys de Palmerston.

Eder Hermoza (Perú): En una selección que encajó muy pocos goles la estrella solo podía ser el portero. Hermoza sólo recibió tres dianas, dos de ellas contra Ghana, y fue vital en la victoria a penalties contra Tayikistán. Tras pasar por el Alianza Lima juega como cedido en el Sport Ancash.

Alaa Al Shbli (Siria): El equipo asiático se manejó prácticamente mejor hacia atrás que hacia adelante y gran parte de mérito en ello tuvo este jugador del Al Karamah, que puede desenvolverse como defensa o como centrocampista y que ya ha debutado en la absoluta.

Fathkullo Fatkhuloev (Tayikistán): La presencia de su selección en Corea fue toda una sorpresa para un país sin tradición futbolística alguna. El equipo dio una buena imagen y pudo llegar más lejos. Este mediocentro, que ya ha tenido minutos con los mayores, tuvo mucha culpa. Actualmente juega en el Dynamo Dushanbe.

Sapol Mani (Togo): Situado en el número 30 de la lista de jugadores con mayor proyección elaborada por la revista World Soccer este mediocentro fue de lo mejor de los africanos. Ha sido tentado por varios equipos franceses pero el Al Ittihad ha rechazado todas las ofertas. Ya ha debutado con la absoluta.

Leston Paul (Trinidad y Tobago): Por más que he buscado no he logrado dar con el equipo actual de este mediocentro, que fue uno de los pocos que disputó todos los partidos de la competición íntegros y que rayó a un nivel interesante. Estuvo a prueba con el Sunderland.

Nour Hadhira (Túnez): Este espigado mediapunta fue una de las revelaciones del torneo, donde dejó muestras de su clase y algún que otro gol. Actualmente forma parte de la plantilla del Club Africain de su país.

4 comentarios:

Willy dijo...

Interesantísimo!

saludos desde Futbol-diem.blogspot.com

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://expoautos.blogspot.com/

Hasta lueguito y cuidense amigos mios (L)(L)(L)

Carlos Pérez dijo...

Sapol Mani!! A este lo fiché en el Football Manager 2009 para la temporada 2011 o así, y me dio un rendimiento excelente en mi Murcia! Luego lo vendí al Inter por 40 o 50 millones.

Un saludo!

Anto dijo...

Pedazo de análisis Carlos. La verdad que la mayoría están o han sonado para equipos grandes. Me gustaría volver a ver a Chrisantus o a Nazarith y me sorprende que Kakitani juegue cedido.

Un saludo desde La Elástica