domingo, 1 de marzo de 2009

Y además, la Carling

Ya son tres los títulos sumados por el Manchester este año, un equipo que parece no tener techo y en el que la ambición es la seña de identidad. Nada es suficiente para los hombres de Ferguson que hoy conforman el equipo número uno de Europa. Quizás no sea el que mejor juego practique, concediéndole ese privilegio al Barcelona, pero ha logrado la alquimia perfecta, la que surge de la mezcla de la efectividad y algo que se acerca al preciosismo.

No importa quién sea de la partida el Manchester siempre rinde y, además, tiene el punto de suerte de los campeones, ese que hace que cuando el gol se resiste caiga por su propio peso en los minutos finales. Uno veía ayer el partido por televisión y no daba crédito cuando, enfocando a la grada, aparecían trajeados Van der Sar o Berbatov, que con gesto tranquilo vislumbraban el tapete de Wembley, vestido de gala para uno de los acontecimientos del año en el fútbol inglés, un canto a la tradición bautizado hoy, por esos avatares del marketing, con el nombre de una marca de sidra, en una herencia tomada de predecesores como la mundialmente conocida Coca Cola o la central lechera, que la llamó con el curioso nombre de Milk Cup entre comienzos y mediados de los 80.

Lo de ayer no fue sino la cesión del testigo. Giggs o Scholes dieron la alternativa en una final, de las muchas que en el futuro están llamados a jugar, a Welbeck, Evans y Gibson, las joyas de una cantera que llevaba años en stand-by. Además surgió la figura de Ben Foster, cuyo papel

fue determinante, pero no tan decisivo como muchos quieren asegurar. Hizo un par de intervenciones de mérito durante el partido pero antes de la tanda era un auténtico flan y sólo la mala ejecución de O'Hara, que tiró al muñeco y de Bentley, que falló por centímetros, hicieron quie saliera ileso del mal trago.

En lo que se refiere al Tottenham, poco pudo hacer ante la apisonadora, que dominó casi todo el partido, pero el desborde de Lennon y la visión de juego de Modric mantuvieron al equipo entero y con opciones hasta el final. Una de las claves pudo ser la entrada de Gareth Bale, un jugador excelente al que muchos acusan y con razón de gafe (sino podéis consultar un post publicado en ese gran blog que es "El balón europeo" en el que se habla sobre él), que pudo ser el antídoto para anular la flor que metafóricamente tantas veces ha acompañado a Harry Redknapp durante su carrera y que ayer no pareció querer esconder, mostrándola al mundo de forma física y tangible a modo de repollo de bolsillo colocado en la solapa.

En lo personal hubiera preferido la victoria del Tottenham, probablemente el equipo que más simpatía me despierte en Inglaterra, pero como mal menor me conformo con que el disparo de Cristiano Ronaldo en el minuto 90 se estrellara contra el palo. Hubiera sido un final mucho más doloroso para los londineses y de ser gol habría convertido en protagonista a quien ayer no estaba destinado a serlo ya que para eso ya estaban los jugadores que dieron la cara y que no suelen contar con minutos. Además habría engordado más si cabe un ego que cada día despierta antipatías in crescendo entre los aficionados al deporte rey.

No quería terminar el post sin hacer mención a dos cosas, el papel importante que se da a los entrenadores a la Premier y la retransmisión de Teledeporte. De la primera diré que es algo que me encanta y que los ingleses llevan a gala. Baste ver si no los marcadores del estadio, con las imágenes de Redknapp y Ferguson uno a cada lado, donde perfectamente podrían estar Luka Modirc y Cristiano Ronaldo. Sólo con una mentalidad como ésta se consigue fidelizar a técnicos de primera talla como Benítez, Wenger y el propio Ferguson.

Sobre el segundo aspecto no me queda sino dar un cero a la cadena. La narración, a mi entender, no estuvo a la altura de un partido tan importante como éste. Faltó intensidad y ritmo. Creo que en el ente público hay gente capacitada de sobra para mejorar con creces lo de ayer.

Os dejo los mejores goles del fin de semana. El gol de Mascara probablemente sea el mejor de la temporada. Hay uno de Edin Dzeko, del que hablé el pasado viernes. Aunque se limita a empujarla en la línea la jugada es bonita y el la acompaña a la perfección después de pelear un balón en el centro del campo.

Palermo-Catania Autor: Máscara (0-3) GOLAZO!! http://videos.sapo.pt/JeV3w4B3t6KFfZ5E8AIf
San Lorenzo-River Autor: Adrián González (2-0)http://www.dailymotion.com/video/k72FdIXscWWpAeY9xI
Hamburgo-Wolfburgo Autor: Dzeko (1-3) http://videos.sapo.pt/cqBRSALDOyfT2w9Wlsb4
AZ-Groningen Autor: Dembele (3-0) http://www.youtube.com/watch?v=vQZtSDgEb1Y&eurl=
Girondins-Lorient Autor: Chamakh (1-0) http://videos.sapo.pt/WqAtVrRPCz5cnBeAjisY
Lazio-Bolonia Autor: Zárate (1-0) http://videos.sapo.pt/v3nCYdmporbHKwjodwp1

3 comentarios:

Ander Carazo dijo...

Coincido contigo en gran parte de lo que has dicho. Foster no fue tan decisivo como se le ha querido nombrar por muchos. Lo fue en dos disparos durante el partido y en la tanda de penaltis. En lo otro que tenemos la misma opinión es en la retrasmisión de Teledeporte, dejó mucho que desear y aparte no se nos informó más que de cosas obvias que podíamos ver con nuestros ojos, no sacaron ningún conejo de la chistera como hacen otros.

Os esperamos en Pegado al palo.

Arraigoo dijo...

Fantastico el gol del jugador del Catania, da gusto verlo, vaya golpeo y que precisión, aunque la suerte estuvo de su lado, jeje.

un saludo
www.tocaladecara.blogspot.com

Carlos Cruz dijo...

Hola,

me gustaría ponerme en contacto con el administrador del blog.

Un saludo