lunes, 18 de abril de 2011

Senegol

Pasarán los años y los Mundiales pero en la retina de todos los espectadores quedará aquél partido inaugural del año 2002 en el que el campeón, Francia, medía sus fuerzas en su estreno ante la selección de Senegal, un equipo que llegaba a Corea con el único aval de haber jugado la final de la Copa África meses antes pero que era desconocida para el gran público.

El desenlace es por todos conocido. Un gol de El Hadji Diouf, ahora en el Glasgow Rangers intentando resucitar por enésima vez, daba la victoria a unos africanos que desde ese momento comenzaron a caer simpáticos. Al margen de que cada uno apoyara a su selección todos íbamos un poco con aquél combinado, llamado a convertirse en el primero de su continente en pasar de cuartos de final.


Tras el día más grande de sus vidas lograron un meritorio empate contra Dinamarca y sólo su inexperiencia les privó de imponerse a otros campeones del mundo como Uruguay, que fue capaz de remontarles un 3-0 adverso. Luego pasaría por el rodillo la siempre complicada Suecia hasta que los turcos despertaron a los aficionados del sueño. A pesar de ello las cifras demostraron que estaban preparados para algo importante ya que no perdieron un sólo partido a noventa minutos.


Y de la misma forma que fue inexplicable su fulgurante ascenso, lo fue también su caída de forma progresiva. El engañoso cuarto puesto en la Copa África del año 2006 (pasaron la fase de grupo con tres puntos y vencieron en un correcalles de cuartos a la sorprendente Guinea ) ha sido el único atisbo de esperanza desde entonces. Un espejismo, una anécdota en un país que no ha disputado las dos últimas Copas del Mundo y que tocó fondo definitivamente la pasada temporada cuando fue incapaz de clasificarse para el máximo torneo continental.


Sin embargo, algo parece haber cambiado en los últimos meses. En Senegal se empieza a atisbar una pequeña luz al final del túnel, ténue de momento pero suficiente para creer que hay algo a largo plazo. Es la llama que ha encendido una generación de delanteros como hacía tiempo que no se recordaba en África.


Basta mirar las tablas de goleadores del Viejo Continente para darse cuenta de esta realidad. En dos de las cuatro grandes ligas hay un jugador del país peleando por el pichichi con cifras de récord en algunos casos. El delantero del Lille Moussa Sow es el referente en Francia. Con 21 dianas aventaja en cuatro al segundo clasificado. Números que llaman poderosamente la atención ya que en un solo año ha anotado más goles que en toda su carrera. Tras debutar con las inferiores de Francia tiró de raíces y hoy es una pieza clave en el combinado nacional y también en su equipo, que va camino de ganar la Liga.


Algo parecido sucede en Alemania, donde Papiss Demba Cissé es el principal artífice de la gran temporada que está cosechando el Friburgo. Sus 20 goles le convierten en el delantero africano que más tantos ha firmado en una Bundesliga. Al igual que en el caso de Sow, sus guarismos son sorprendentes e inesperados. Con actuaciones más que discretas en Francia fichó el año pasado por los teutones anotando 6 goles en 16 partidos. Hoy en 27 ha hecho más del triple.


Pero hay que ir más allá de estas dos figuras emergentes. Mamadou Niang, el eslabón entre los buenos tiempos de Diouf y los actuales, sigue demostrando que posee aún pólvora a sus 31 años y se encuentra a sólo un gol de Alex, pichichi de la Liga turca y compañero suyo en el Fenerbache.


Tres mosqueteros a los que se ha unido últimamente el que mejor definió la situación actual en la previa de un partido contra Camerún: "Ellos tienen a Samuel Etoo, nosotros tenemos a seis delanteros de primer nivel". Las palabras son de Dame Ndoye, capocannonieri de la liga danesa y una de las estrellas del sorprendente Copenhague.


Los otros dos a los que hace mención son de momento menos relevantes pero parece que sólo necesitan tiempo. Uno es Mame Biram Diouf, un joven delantero del Manchester cedido al Blackburn que comparte apellido con el mayor ídolo nacional hasta la fecha, el mismo que le asistió para que anotara su primer gol en la Premier a modo de alternativa. El otro también juega en Inglaterra. Es Demba Ba, que llegó el pasado mercado de invierno al West Ham procedente del Hoffenheim y que de momento lleva una media de un gol cada dos partidos.


Seis futbolistas de perfiles similares. Exceptuando al veteranía de Niang y la precocidad de Diouf, todos ellos mediados la veintena. Con ambición, con ganas de dar el salto, con ganas de devolver a Senegal a una gran competición. Una línea de ataque más que prometedora que asegura un interesantísimo potencial en el próximo lustro.


Con ellos, las cifras de los "Leones de Teranga" dan miedo. Seis victorias consecutivas desde que cayeran con Dinamarca en un amistoso previo al Mundial. Dieciocho goles, dieciséis de los cuáles son obra de este impresionante sexteto, y líderes incontestables de grupo en la fase de clasificación para la próxima CAN.


Ahora toca reforzar el resto de líneas, sin duda el principal caballo de batalla. Sin un portero bueno ahora que Sylva se encuentra sin equipo, con una defensa donde los referentes son Souleymane Diawara y Omar Daf (único superviviente de la mágica selección del año 2002) con 32 y 34 años respectivamente y dotados de un centro del campo en el que solo Issiar Dia parece estar llamado a grandes cosas, toca sacar de la nada a jóvenes valores que potencien la dinamita que hay arriba. Entre cinco y diez años hay para ello. Toca ponerse la pilas.


Con motivo de las vacaciones de Semana Santa el blog permanecerá inactivo hasta el próximo lunes.

4 comentarios:

Jaime dijo...

Si te soy sincero, mi otra selección era irlanda. Me enamoré de Robbie Keane y Daniel Duff. Menudos problemas nos dieron en los octavos de final de aquella comeptición. En cuanto a Senegal pues pasa un poco como muchas selecciones; la Chequia de la Euro 2004, por ejemplo, podría ser otra muestra de caída porque desde entonces han fracasado estrepitosamente en todo lo que han jugado.


Un abrazo.

Antonio dijo...

Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/

cialis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lazialle dijo...

Hola: el primer seleccionado africano en disputar Cuartos de final, fue Camrún, en Italia 90. Luego de clasificar en su grupo que compartió con Emiratos Arabes, Alemania y Yugoslavia, eliminó en 8º de final a Colombia y cayó en 4º frente a Inglaterra.
Saludos!