lunes, 22 de febrero de 2010

El dilema moral del Wolverhampton

Hoy me he propuesto generar debate entre vosotros y permitir que os expreséis libremente sobre un tema que saltó a la palestra a mediados de la semana pasada. No es la primera vez que algo así sucede pero sí que ha acarrerado un sanción, más bien una avertencia, pionera en el mundo del fútbol.

Me refiero a la sanción que se le impuso al Wolverhampton inglés por sacar un equipo plagado de jugadores "reservas" ante el Machester United. Tras la victoria ante el Tottenham el técnico irlandés, Mick McCarthy, decidió revolucionar por completo su once introduciendo diez cambios en la alineación titular.

Salvo el guardameta Hanemman el resto de jugadores cambiaron en vistas al trascendental encuentro que tres días después debía enfrentar a los Wolves con el Burnley, un rival de "su liga". Las consecuencias fueron la suma de seis puntos (los tres del Tottenham y los tres de la victoria frente a su rival directo) y una derrota contundente en Old Trafford por 3-0.

Y por supuesto el cabreo de la afición y de la Premier League. Los que viajaron a Manchester pidieron que el equipo les devolviera el dinero de las entradas mientras que la Liga decidió sancionarles en suspenso (la multa se abonará si algo así vuelve a repetirse) con 28.600 euros por no haber confeccionado una plantilla "en plena forma".

Ahora bien, ¿es lícito hacer algo así?. Personalmente considero vergonzosa la actitud del Wolverhampton además de una falta de respeto hacia las gargantas que les animan y considero que es necesario tomar cartas en el asunto pero en la misma medida me parece absurda la sanción de la Premier. Y me explico. Estoy de acuerdo que lo que hace McCarty desvirtúa la competición y afecta al desarrollo de la misma. Cosas así se llevan criticando desde hace mucho tiempo y con razón.

Pero... ¿No comete la Liga un acto de discriminación al tachar a unos jugadores de poco competitivos? ¿Con qué derecho decide que alineación es la que debe salir al campo y cuál no?. A fin de cuentas es elección del propio entrenador decidir que hacer con sus jugadores. Él es el máximo responsable y él es, en última instancia, el que asume el riesgo de una derrota sonrojante que puede costarle el puesto.

Por decirlo de alguna forma, la sanción de la Premier viene a significar que los mandatarios de la misma está en condiciones de decidir quién juega y si unos jugadores son mejores o peores en función del espectáculo. De la misma manera que esto sucede, y exagerándolo, podríamos encontrarnos con una competición que obligara a los conjuntos a alinear un 3-4-3 obligatorio en beneficio del futbol vistoso. La situación me plantea un dilema moral que, a día de hoy, me veo incapaz de solucionar. Quizás vuestras ideas me den algo de luz.

Intentaré colgar a lolargo del día los mejores goles de la jornada y si no los dejaré para siguientes posts.

8 comentarios:

entradas final copa dijo...

A mí me parece fantástico, que se sancione a un profesional se borra de una cita importante. Imaginaros que hacéis eso en vuestra empresa...¿Qué pasaría?

Guardameta dijo...

Desde el punto de vista del equipo pequeño parece una cobardía que desvirtua la competición, pero ¿no es igual de malo cuando el equipo grande saca un equipo de suplentes en la copa?

No defiendo al Wolverhampton, pero aquí cada uno defiende sus intereses.

Helion dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Está mal hecho por las dos partes, pero es cierto que para el equipo es mejor prepararse para un partido contra el Burnley que contra el United, que puede desgastar mucho la plantilla, estando mucho tiempo persiguiendo el balón. Es muy descarado poner a todos los suplentes, pero la federación no debe elegir qué jugadores deben ser titulares en cada equipo.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

snedecor dijo...

¿Y el mismo United no sacó un once de reservas el año pasado ante el Hull, que se jugaba la permanencia, la semana de la final de la Champions (como el Barça con Osasuna)? Ganaron, es verdad, pero a priori me imagino que los seguidores del Newcastle no les haría mucha gracia, aunque luego fueran ellos los que no supieron obtener el resultado que necesitaban. Como decís, es criticable la decisión de McCarthy, pero la sanción de la Premier me parece injustificada. Claro que en sanciones originales también nos llevan ventaja, ahí está la de Ferdinand

FI dijo...

Creo que no debería ser penado, a menos que en lo oscurito haya cuestiones ilegales que provoquen juegos así.

Saludos.

Manuel Lidueña Góngora dijo...

Coincido contigo en que la actitud de poner a los suplentes ante el Manchester va contra la competición y no se debe de hacer. Pero de ahí a que la liga te pueda sancionar por poner once jugadores de tu primera plantilla me parece una exageración, si hubiese sacado a once del reserva, pues si...

Saludos

Anónimo dijo...

Al final, la liga es una competición que dura muchos meses y que requiere de una estrategia planteada a largo plazo. Esa es también labor de un equipo técnico. Se supone profesionales competitivos a todos los que componen una plantilla. Otra cosa sería alinear juveniles o al equipo filial. Hay actitudes más sancionables y que se pasan por alto y eso que la Premisr no se anda con chiquitas. La cuestión da para mucho.

Saludos y sigue así.

CMG

Chema dijo...

El problema de trasfondo de todo esto es que, por ejemplo, en España no hay una ley que prohiba alinear a suplentes o incluso juveniles en Copa del Rey o en Liga, pero la Premier sí que contempla en su reglamento dicha ley, por lo cual el Wolverhampton, al incumplirla, tiene que afrontar las consecuencias. Si yo fuese hincha de los Wolves, y hubiera ido al campo, hubiera protestado igualmente. Las leyes están para cumplirlas, pero sí que es cierto que sería mucho más justo equiparar los reglamentos de todas las ligas para no discriminar a unos equipos o a otros.
En el fondo, me parece totalmente normal lo que hizo McCarthy. "Su Liga" es lo primero, y ahí sí que no entiendo protestas de nadie.

Saludos a todos.