domingo, 21 de marzo de 2010

Las dos caras del Inter

Como Jekyll y Mister Hyde, el Inter de Milán lleva varias jornadas mostrando dos caras, dando una de cal y una de arena y jugando al despiste con todos. El equipo de Mourinho ha madurado en Europa y tras deshacerse del Chelsea afronta ahora los cuartos de final de la Champions como favorito en su duelo ante el CSKA. Sin embargo en el Calcio la imagen es bien distinta y la situación se antoja delicada.

El tropiezo de este fin de semana, cosechando un empate ante el Palermo, no es sino uno más en una cadena de decadencia en el campeonato doméstico. Desde que el equipo ganara al Milán en el derbi "della Madoninna" el pasado mes de enero, los neroazzurri sólo han sumado 11 puntos de 24 posibles.

Entre estos resultados se encuentran cinco empates, más de la mitad de los que la escuadra transalpina ha sumado a lo largo de la temporada. Sólo los pinchazos del Milán y la Roma permiten aún a los de Mourinho seguir líderes, pero, de continuar la mala racha la primera posición podría estar seriamente amenazada.

De hecho sus vecinos ya han podido arrebatársela este fin de semana pero han sido incapaces de imponerse al Nápoles. De haberlo hecho se abrían colocado un punto por delante, algo impensable cuando el Inter se situaba con ocho puntos de ventaja tras el duelo fratricida, cobrando el papel protagónico de los últimos años, en los que nadie ha sido capaz de toserles.

La explicación a tal descalabro parece encontrarse en su antídoto, la máxima competición europea. Los interistas parecen haber dejado de lado la Serie A para centrarse en la Champions, un torneo al que tienen muchas ganas. Allí, en el Viejo Continente, han sorprendido con un planteamiento alejado de lo habitual e inesperado en el que la sabiduría del técnico unida al hambre de gloria de los jugadores han forjado un rival temible que supero en todos los aspectos al temible Chelsea.

Parece lógica la actitud pero quizás apostarlo todo al mismo caballo puede ser al final su propia tumba. A buen seguro estarían dispuestos a sacrificar una liga por saborear las mieles de la competición de clubes más importante del planeta pero quizás sea algo osado teniendo en cuenta que el Barcelona aparece en el horizonte y que un mal partido puede alejarles del sueño.

Es ahora cuando Mourinho tiene que saber dosificar y actuar con cabeza. Por plantilla está por encima de los demás en su país y tiene las fichas adecuadas para, forzando un poco el pistón, arrasar en su competición. Tirar todo por la ventana en busca de un anhelo puede ocasionar que, cuando quieran darse cuenta, no haya solución al problema que se han buscado ellos mismos. No hay más ciego que el que no quiere ver. Quizás sea el momento de que en el Inter abran los ojos y se bajen de la nube en la que viven inmersos para aspirar a todo sin descartar nada.

Espero poder colgar los mejores goles de esta semana y algunos de la anterior en cuanto saque un rato.

2 comentarios:

Helion dijo...

Para el Inter la Champions es más importante, sin lugar a dudas. Y seguro que muchos no olvidan lo que puso el Milan tras la Champions 2007, en el bus del equipo: "Inter, metéte la Scudetto por el...".
Así pues, al Inter tampoco le iría mal ganar la liga, pero prefiere ganar antes la Champions

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

David dijo...

La verdad que sorprende un poco la distancia que ha perdido en el Calcio; eso explica que Mourinho se ha dedicado casi 100% a la Champions.Vio el partido de Ida contra el Chelsea siete veces.Está obsesionado con esta competición.Tienes razón en que es un equipo con dos caras muy distintas,capaz de lo mejor y de lo peor.

Un saludo.

www.comofutboldeplaceta.blogspot.com