viernes, 31 de julio de 2009

Hablando de fútbol con: Ciriaco Sforza


- Hace ya quince años que disputaste el Mundial de Estados Unidos. ¿Cómo se siente un futbolista formando parte de un evento como ese?

Lo recuerdo perfectamente. Fue la primera vez en 28 años que Suiza se clasificaba para un Mundial. Nuestro equipo era un colectivo excelente por aquél entonces. Para mi fue una experiencia maravillosa estar presente allí.

- ¿Qué recuerdas del partido contra España? ¿Qué hizo Suiza mal aquél día?

Para ser sinceros no tuvimos ninguna opción contra España aquél día. La única explicación fue que España fue el mejor equipo.

- En aquel torneo también os enfrentasteis a Estados Unidos. ¿Te sorprendió su actuación en la Copa Confederaciones?

No, no me sorprendió. Estados Unidos no es una nación tradicionalmente futbolística pero ya sorprendieron a muchos equipos en los últimos años. Están organizados de una forma muy profesional y el equipo estaba en muy buena forma física. Es una moda que las naciones supuestamente inferiores en materia de fútbol tengan altibajos.

- El año pasado tuvo lugar una Eurocopa en tu país. ¿Cómo valoras la forma en la que tu país la organizó y el nivel del torneo?

Pienso que la organización fue muy buena y que el nivel fue altísimo. Vi algunos partidos de alto nivel y muy interesantes. La moda a nivel internacional se orienta hacia el estilo de juego ofensivo. El mejor ejemplo es España. Fueron los campeones de forma merecida. Me encantó observar ese desarrollo en el fútbol. Es bueno para este deporte y para los aficionados.

- Durante tu carrera has jugado en equipos importantes como el Inter o el Bayern de Munich. ¿Cuál te impresionó más?

Jugar en el Inter. Fue una gran experiencia para mí. Pero en Munich no estuvo en dos etapas por casualidad. Es el club en el que alcancé mis mayores logros, la Liga de Campeones y la Intercontinental. El Bayern viene siendo desde hace años hasta ahora uno de los mejores y más profesionalmente dirigidos clubes de Europa y quizás en el mundo entero.

- Fuiste un jugador casi legendario en el Kaiserslautrn. ¿Cómo recuerdas tus tres etapas allí?

Kaiserslautern se ganó mi corazón desde que llegué allí. Aterricé allí por primera vez en 1993 siendo un jugador joven. Logramos el ascenso y alcanzamos la quinta posición el año siguiente. La segunda vez que estuve allí nos proclamamos campeones de la Bundesliga el año después de ascender. Fue sin duda el mayor éxito de mi carrera y algo inédito hasta el momento en Alemania hasta el momento. Fue un honor para mí volver allí una vez más y poder retirarme en el club.

- En la actualidad progresas como entrenador y recientemente has sido nombrado para ese puesto en el Grasshoppers. ¿Cómo te definirías en esta nueva faceta?

Mi aspiración es llevar a este tradicional y famoso club a la conquista de la liga suiza. Para ello debemos tener algo de paciencia y hemos planificado un proyecto a medio plazo. Nuestro equipo tiene un gran potencial y unas condiciones óptimas para trabajar. Por encima de todo queremos ofrecer espectáculo a nuestros aficionados con un estilo de juego ofensivo. El Grasshoppers debe volver a ser poderoso de nuevo como sucedió a mediados de los noventa.

- ¿Cuáles son los objetivos para la próxima temporada? ¿Has pedido algún jugador en concreto?

Este año queremos acabar entre los tres primeros de la Superliga. Esa es la realidad. Nuestra prioridad es dar oportunidades a nuestros jugadores más prometedores. Para llegar al éxito también se necesitan un par de jugadores veteranos, por supuesto. Los tenemos muy buenos pero actualmente buscamos un mediocentro ofensivo con experiencia. Si no encontramos ninguno no será un problema. Nuestro equipo tiene potencial suficiente aunque no hagamos ningún fichaje.

- ¿Es entrenar al combinado nacional de tu país tu mayor sueño?

No estoy capacitado para contestar a esa pregunta. Actualmente mis pensamientos se orientan hacia el Grasshoppers. Quiere trabajar aquí no sólo por un año. Lo que pase en el futuro, lo desconozco.

4 comentarios:

Pablo G. dijo...

Qué jugadores míticos ya, algunos nos trasladamos a nuestra infancia-adolescencia al volver a escuchar nombres como el de Sforza. Saludos

futbollium dijo...

El suizo era un buen centrocampista que para mí fue clave en aquel Kaiserslautern que se proclamó campeón de la Bundesliga nada más ascender .

Un saludo

areadegol dijo...

Era un buen centrocampista, ahora como entrenador lo tendrá difícil para hacer que gane el Grasshoppers ya que el Basilea y el Zurich, parecen estar un peldaño por encima y no se si el Young Boys también.

Saludos!

Álvaro Fernández dijo...

Enorme entrevista Carlos.
Tendrá que sobreponerse alas adversidades e intentar ganar el campenato liguero con el Grasshoppers.Le veo como bien has dicho tu en la última pregunta,con la cabeza puesta en hacer un buen papel y entrenar a la Selección.
UN saludo desde FÚTBOL O´REY DEL DEPORTE.

http://alvaro-sport.blogspot.com/