miércoles, 6 de mayo de 2009

¿Qué ha sido de... los hermanos Babangida?

Patxi Salinas y Julio Salinas, Filippo y Simone Inzaghi, los gemelos Da Silva del Manchester... a poco que uno se ponga a pensar salen hermanos futbolistas de debajo de las piedras. Parejas inolvidables bien por su juego o por su singularidad pero... ¿Alguien recuerda una familia de la que salieran tres jugadores de fútbol juntos? La respuesta es sí, la familia de los Babangida, en cuyo seno nacieron Ibrahin, Tijani y Haruna, amén de otros seis hermanos más.

De todos quizás el menos conocido fue Ibrahim, el mediano. Su paso por los terrenos de juego no quedará en los libros de historia. Extremo menudo debutó como profesional con sólo 19 años en el Katsina United de su país, donde jugó dos temporadas. De ahí viajó a Holanda para enrolarse en el Volendam y acabó retirándose a los 26 años por razones que desconozco al igual que, lamentablemente, tampoco sé que es de él más allá de los terrenos de juego.

El mayor, Tijani, fue el que tuvo más éxito. Con 18 años el Roda puso sus ojos en él y allí viajó procedente del Niger Tornadoes para iniciar una larga carrera en el país europeo que culminaría con su traspaso al Ajax, donde aterrizó como una joven promesa con 23 años. Sus primeras dos temporadas fueron más que interesantes e incluso algún aficionado del Atlético le recordará anotando el gol que echó a los colchoneros de la Copa de Europa.

Sin embargo en el año 1998 contrajo malaria y perdió el ritmo de competición. Recuperado perdió la confianza de Morten Olsen y comenzó una serie de cesiones en el Genclerbirligi, el Vitesse y el Al-Ittihad que no resultaron fructíferas. Roto su contrato con el Ajax se fue a jugar al Changchun Yatai chino, donde colgó las botas para fundar un centro comercial en su ciudad, convertirse en agente de jugadores y disfrutar de su vida marital junto a la hermana de Daniel Amokachi.

Haruna, el pequeño, es el único que aún sigue en activo y quizás el más conocido para el público español. El Barcelona lo trajo de la cantera del Ajax con sólo 14 años y uno después, durante un amistoso contra el AGOVV Apeldoorn, se convirtió en el jugador más joven en vestir la elástica blaugrana. Viendo su potencial el club le cedió en segunda al Terrassa y al Cádiz pero acabó deshechándole y vendiéndole al Metalurh Donetsk ucraniano con 22 años. Allí pasó una temporada en la que jugó sólo dos partidos. Un buen torneo de pretemporada disputado en España le llevó a enrolarse en la filas del Olympiakos, donde pasó sin pena ni gloria, jugando a cuentagotas.

Cuando parecía que no había mucho futuro para él y que estaría destinado a seguir los pasos de su hermano Ibrahim, apareció una opción exótica, la del Apollon Limassol chipriota, donde llegó en septiembre de 2007 para convertirse en una de las estrellas de la Liga del país, en la que ha encontrado acomodo con 26 años.

3 comentarios:

Premier Fever dijo...

No sabia que habia pasado con Tijani Babangida, ahora lo se, buena informacion, y que bien que ahora este triunfando el menor

saludos y pasa por nuestro blog

Pablo G. dijo...

El caso que mejor conozco de los Babangida es el de Haruna. Parecía que se comería el mundo pero en el fútbol no siempre 2+2=4. Saludos

Sergio dijo...

Yo recuerdo más a Tijani que a Haruna, quizas sea por que como bien dices tuvo más éxito.

me gustaría que enlazáramos nuestros blogs.
Espero tu respuesta en el mio.

http://football3000.blogspot.com/

Un saludo ;)