domingo, 24 de enero de 2010

La magia tiene dos letras

Hace tres semanas Jermaine Beckford era poco menos que un auténtico desconocido, la figura de un Leeds hundido en la League One que vivía del recuerdo de tiempos mejores en los que cató con éxito las mieles de la Champions gracias a una plantilla en la que despuntaban jugadores como Kewell, Viduka o la mejor versión de Lee Bowyer.

También hace 20 días, el Reading era tercero por la cola en la segunda división inglesa con una plantilla plagada de jugadores de un país, Islandia, que nunca tuvo un nombre en el fútbol europeo y dando la confianza en la portería a un guardameta rollizo de origen australiano que respondía al nombre de Federici.

Por aquél entonces no le iban mejor las cosas al Notts Country que venía siendo cuestionado desde el verano cuando el controvertido Sven Goran Eriksson se colocaba a la cabeza de su secretaría técnica.

Sólo tres semanas después Beckford ha fichado por el Everton tras marcar un gol histórico en Old Trafford y dos al Tottenham en White Hart Lane forzando de forma épica un replay ganado a base se sudor y sufrimiento, muchísimo sufrimiento.

El Reading, defenestrado y en caída libre, se ha levantado de sus cenizas para eliminar al Liverpool de Benítez, asaltando Anfield, y al Burnley. Dos "Premier teams" que sucumbieron a la magia procedente del norte de Europa (Sigurdsson ya es un hombre) y a las manos de Federici, decisivo el pasado sábado con una actuación estelar.

Por su parte Eriksson volvió a paladear el éxito de antaño si bien el Notts acabó nadando para morir en la orilla. Sus pupilos, entre los que se encuentra el hijo de Peter Smichael, se pusieron por delante 2-0 ante el Wigan y sólo la rápida reacción de los hombres de Martínez evitó una sorpresa morrocotuda.

La varita mágica de la F.A Cup ha obrado el milagro, les ha permitido competir con los más grandes por un día y demostrar que en el fútbol 2+2 no tienen porque ser cuatro. La competición más antigua y democrática del mundo ha demostrado una vez más tener un halo especial. Ha sido capaz de satisfacer a unos aficionados que fin de semana tras fin de semana lloran más que ríen y ha permitido que jugadores amateurs pisen los céspedes más cuidados sobre los que cada fin de semana se interpreta la gran función de la Liga Inglesa robándole el protagonismo a las "primas donnas".

Afortunadamente y por el bien del fútbol, en Inglaterra son de la teoría de que si algo funciona no es necesario cambiarlo. Las dos letras que más ilusión reparten cada año en el fútbol de las islas, capaces de sacar del anonimato a desconocidos obreros del fútbol y de consentir asaltos mano armada en las mansiones de los ricos, se mantienen inalterables en un modelo que demuestra funcionar. No vendría mal que en otros lados se tomara nota. Sería el primer paso para competir en igualdad de condiciones con el titán británico.

Dejo para el miércoles los mejores goles

7 comentarios:

snedecor dijo...

Simplemente amén, cosas como estas son las que dan sentido a una competición de Copa. Que un club modesto y/o una ciudad pequeña pueda soñar por unos días con el fútbol grande y tenga la posibilidad de enfrentarse en el campo y derrotar a equipos de élite hace grande a este deporte

futbollium dijo...

El hijo de Schmeichel tenía mucho futuro , está cedido por algun club de la Premier ?

Un saludo

cityground dijo...

Buen artículo, la FA Cup es una gran competición y siempre hay sorpresas.

Me alegro que cayera el Arsenal que saco muchos reservas, para la Carling me parece bien pero la FA Cup son palabras mayores.

CMG dijo...

Felicidades por el regreso y disfruta de tu periplo americano. Por cierto, no veo en tu post las dos letras a las que se refiere el título. No todos tus seguidores habituales somos expertos.

Un saludo .

Helion dijo...

Las letras son FA. De FA Cup. Y la FA Cup es muy grande, con muchas sorpresas. Es lo que tienen las copas que se disputan a partido único, en este caso replay en caso de empate, como en Francia, donde el Lille cayó ante un equipo de cuarta división.

PD: No sabía que Beckford había fichado por el Everton, pero es normal viendo que es el hombre moda en el fútbol inglés.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

David dijo...

La FA Cup es una competición extraordinaria, con muchas sorpresa y sobretodo muy pasional para los ingleses. Y además si sirve para que jugadores como Beckford den el salto pues mejor que mejor. Gran entrada.
Un saludo crack, desde www.comofutboldeplaceta.blogspot.com

Santi Retortillo dijo...

Hace unas semanas también escribí yo de Jermaine Beckford en mi blog. UN jugador muy interesante y que supongo que este verano saldrá a un equipo más grande, muy posiblemente el Newcastle en Premier.

Pasa por mi blog y dime si te apetrece un intercambio de links.

Un saludo.
Santi.