lunes, 21 de diciembre de 2009

Turrón, villancicos... y el "Boxing Day"

Algunos empezaréis a pensar que la Premier me ha abducido y que cobro comisión por hablar de sus bondades pero os prometo que no es verdad. Si el viernes pasado alababa la iniciativa de la liga de reservas hoy no me queda más remedio que rendirme ante el "Boxing Day", probablemente la jornada con más sabor del planeta. Bien es cierto que, en este caso, competiciones como la española o la italiana no pueden imitar este modelo por cuestiones meramente culturales -el 26 se trabaja como un día cualquiera- pero eso no quita que la idea propuesta en Inglaterra de aprovechar una festividad concreta para regarla con fútbol no sea excelente.

Y es que el 26 de diciembre es, desde tiempos inmemoriales, un día especial para muchos de los habitantes del globo, la mayoría de ellos anglosajones. Aunque no llega hasta Estados Unidos, el "Boxing Day" (o días de las cajas) se celebra de punta a punta del planeta, desde Canadá hasta Nueva Zelanda y a día de hoy aún no se conoce su verdadero origen a pesar de que existen varias teorías al respecto.

La más extendida habla de el día en que los caballeros ingleses regalaban regalos de Navidad en cajas a sus sirvientes en la Edad Media pero existen otras que hablan de la caridad de los sacerdotes de las iglesias, que abrían sus puertas para mostrar cajas con ofrendas de caridad que después repartían entre los más necesitados. En lo que se refiere vinculación con el fútbol, esta es muy fuerte ya que el 26 de diciembre era el único día de descanso del servicio doméstico inglés a fines del siglo XIX y principios del XX, fecha que aprovechaban para ir a ver el deporte rey en directo.

Aunque hoy en día la fiesta ha adquirido un poderoso componente comercial (es el día que empiezan las rebajas) el deporte sigue presente y no sólo la Premier sino el rugby, las carreras de caballos e incluso una regata en Sidney dotan a este día de una alternativa más para el tiempo de asueto. Sin embargo me centro en lo que a este blog le interesa, que es el fútbol. El sábado, y coincidiendo con la jornada 18 el balompié inglés será el único que no descanse en las grandes ligas. Y aunque es cierto que se intenta que los equipos jueguen contra rivales de su zona para facilitar desplazamientos cortos que no sean pesados para los jugadores el caso es que el esfuerzo existe y que los amantes de la competición, que en este periodo vacacional nos vemos resignados a ver bolos de selecciones autonómicas y partidos de cantantes contra políticos, lo agradecemos.

Bien es cierto que este año se pierde el sabor de otros ya que no hay partidos excesivamente relevantes y que ya no sucede como antes, cuando se llegaban a disputar hasta cuatro encuentros en estas fechas y se decía que en ellos se decidía el título de liga, pero el ambiente promete ser impresionante como cada año.

Además, otro pero esta temporada es que el duelo más lucido pasará al día 27 perdiéndose la esencia que da la tradición. Arsenal y Aston Villa se verán las caras en el Emirates en una pelea a muerte por sacar puntos a sus inmediatos perseguidores en pos de los puestos que dan acceso a Liga de Campeones.

También el domingo jugará el Manchester en Hull, donde es seguro que no será bien recibido después de su victoria el año pasado allí, cuando no había nada en juego, y que a punto estuvo de mandar a los "tigres" de nuevo a segunda.

Un día antes el Liverpool tiene un duelo fácil ante el Wolverhampton en Anfield para reponerse del traspiés de Portsmouth y reecontrarse con el triunfo y con sí mismo. Los de Benítez marchan octavos, justo por detrás del sorprendente Birmingham. El conjunto que más rentabilidad saca a sus goles (28 puntos con 19 goles a favor y 18 en contra) tendrá en el Chelsea a un duro rival.

Interesante será también el duelo entre el City y el Stoke ya que permitirá ver por qué once apuesta Mancini en su primer partido al frente de los citizens y comprobar cuáles son sus nociones previas sobre el fútbol inglés ante uno de los equipos más ingleses de la Premier League.

El "Boxing Day" deja además el duelo entre el Portsmouth y el West Ham, los dos últimos clasificados. Ambos vienen de puntuar contra equipos aspirantes al título y con la moral por las nubes y las ganas de cerrar el año con un triunfo.

El resto de la jornada deja dos duelos insulsos en la zona media-baja de la tabla entre el Wigan y el Blackburn y el Burnley y el Bolton, un vistoso Sunderland-Everton y el atractivo derbi londinense que medirá al Fulham con el Tottenham. Esperemos que los renos de Papa Noel traigan un buen saco de goles y fútbol de salón para que, el poco fútbol de calidad que existe en Navidad, al menos nos deje un buen sabor de boca.

Colgaré los mejores goles el miércoles

2 comentarios:

Helion dijo...

Es un día especial, en el que cualquier persona puede ir al estadio sin necesidad de preocuparse, en fechas navideñas. Es una tradición en la Premier que me gusta especialmente.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

Mauricio dijo...

Hola amigo, he mirado tú blog y está muy interesante de información deportiva,saludos y bienvenido por tú visita.