miércoles, 9 de diciembre de 2009

¿Que ha sido de... Marcos Assunçao?


Hay veces en las que el post se materializa en la mente de forma casi instintiva simplemente observando todo lo que sucede alrededor. Ayer el Catania, tras un comienzo espantoso de la mano de Gianluca Atzori, contrataba para el banquillo a Sinisa Mihajlovic, uno de los mejores lanzadores de falta de la historia del fútbol.

Quizás para celebrarlo, horas después Cristiano Ronaldo ejecutaba a la perfección y casi desde su casa un libre directo que encarrilaba el partido para el Real Madrid en el infierno de Marsella. Aficionados del Barcelona me decía que el portugués había tenido algo de suerte aunque dejé de creer en el azar de sus lanzamientos tras aquel gol estratosférico ante el Portsmouth.

Estaba claro que el destino me pedía que hoy hablara de un maestro en el arte pero para concretarme aún más mi elección, los deportes de los informativos nacionales se hacían eco de la vuelta de Denilson (el fichaje más caro de la historia del Betis) a la que fue su casa durante muchos años.

Faltas, Betis... ¡Marcos Assunçao!. El futbolista brasileño ha sido uno de los mejores ejecutadores que ha tenido la Liga española desde que yo tengo uso de razón, quizás el mejor en su estilo junto a Rivaldo y Pantic si entendemos por un estilo diferente el que tenía su compatriota Roberto Carlos.

El carioca, un tipo batallador con un guante que a la vez ejercía de cañón en sus dos piernas, comenzó con 17 años en el Río Branco para posteriormente pasar al Santos, donde en dos años fue creciendo como futbolista. Confirmado su proceso de madurez fichó por el Flamengo, reciente campeón del Brasileirao, y se hizo con un nombre en el país. Volvió al Santos al año siguiente y finalmente dio el salto a Europa para fichar por la emergente Roma.

En el conjunto romano, Assunçao levantó un Scudetto convirtiéndose en un recurso muy utilizado por Fabio Capello y dando bosquejos de su habilidad para ejecutar los lanzamientos a balón parado con eficacia. Cuando perdió protagonismo en el equipo fichó por el Betis, que apostó fuerte po él.

Allí dio sus mejores años, convirtiéndose en una pieza clave del equipo de Heliópolis y presentando buenas tarjetas anotadoras. En su primer año ejerció de talismán y el equipo finalizó cuarto disputando la Champions. El año siguiente una lesión le produjo muchos poblemas y le hizo caer en sus prestaciones. Finalmente, al no entrar en los planes de Héctor Cúper cuando el argentino aterrizó en el banquillo del Ruíz De Lopera, se marchó a jugar al Al-Ahli de Emiratos árabes Unidos. Se conoce que el país le sedujo pues a la temporada siguiente se trasladó a otro equipo del país, el Al-Shabab.

Perdido en el panorama internacional y abocado a pensar en la retirada aún se le planteó una oportunidad de la que disfruta en la actualidad. Tras quedarse sin equipo y pasar tres meses "trabajando en el gimnasio y jugando pchangas con los amigos" recibió la llamada del Gremio Barueri de su país. Allí tiene contrato hasta este mes, momento en que se ha acabado la competición. Su futuro, al menos de momento, es incierto.

9 comentarios:

snedecor dijo...

Qué grande Marcos Assunçao, recuerdo el día que debutó en Liga, creo que fue en Riazor, que marcó un golazo y mandó otras dos o tres faltas al palo, tremendo... y mítica también la presentación del speaker del Villamarín: "el portero está asustao... tira Marcos Assunçao" (creo que hay algún video en youtube de El Día Después)

José Sellés dijo...

Buenas Carlos, yo admiraba de él cuando estaba en el Real Betis su calidad lanzando las faltas.
Saludos desde
agolpedebalon.blogspot.com

Helion dijo...

Sabía que estaba perdido por el fútbol árabe, pero no sabía que volvía a Europa.
Era un maestro lanzando faltas, de lo mejor que he visto junto a Juninho.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

futbollium dijo...

Assunçao era sinónimo de gol cuando lanzaba una falta . Sería interesante saber el porcentaje de acierto que tuvo en cada temporada en los lanzamientos de falta .

Un saludo

Willy dijo...

Era espectacular su lanzamiento de falta. Me recordaba al de fijo, con una rosca de dibujos animados. Quizá solo destacaba en el golpeo de balón por eso nunca fue un superclase


Saludos

Nico García dijo...

Entrada muy buena. Que crack Marcos.
Saludos desde La Escuadra de Mago

Jo22 dijo...

Hola Carlos! Era un buen golpeador, le pegaba de maravilla y el balón cogía un efecto increíble. Qué recuerdos de Marcos!

Un saludo! Te espero en ventanadefutbol.blogspot.com

PD: Te parece un cambio de links?

juanjo dijo...

Muy grande Assunçao, le recuerdo de la Roma, y como no, después en el Betis. Con su enorme colocación a la hora de pegarla, y la posición de su pie, uno de los mejores lanzadores de faltas, y también notables desplazamientos de balón. Luego, no era de lo más destacable en el campo.
Un saludo

javier dijo...

Viva el Betis!!!!