lunes, 24 de agosto de 2009

El cuento japonés

Tras un breve y necesario parón de un par de semanas que me ha servido para reponer fuerzas y recuperarme de la frenética actividad del día a día toca retomar la actividad habitual del blog. Os mentiría si os dijera que en este espacio de tiempo no he pensado concienzudamente sobre qué escribir en mi vuelta. Con la Premier, la Bundesliga y el Calcio ya en marcha resulta cuanto menos sugerente dar un repasito por las primeras jornadas para analizar a los recién llegados y pasar revisión a un verano cargadito de torneos interesantes.

Sin embargo creo que iré por otros derroteros totalmente diferentes ya que aún me es difícil separarme del todo de mis vacaciones estivales. Hace sólo siete días volvía a Europa tras un intenso y emocionante viaje a Japón. Mi intención nos es aburriros con todas mis rutas y la infinidad de templos que vieron mis ojos, ni contaros lo peculiar de sus gentes y lo insípido de su comida. Si me gustaría en cambio haceros partícipes del que he decidido bautizar como “cuento japonés”, que aunque también de ojos rasgados no deja de ser sino una variante nipona del chino de toda la vida.

Hasta que no he pisado el país no me he dado cuenta de que las famosas tournées veraniegas por Asia no son más que ciencia ficción y papel mojado. Un intento banal por evangelizar futbolísticamente hablando a un mercado que se presupone emergente pero al que no le interesa lo más mínimo Cristiano Ronaldo y Messi.

Japón vive por y para el béisbol hasta el punto que éste copa los canales de televisión casi 24 horas al día y que se puede ver en directo incluso en los taxis, merced a esa poderosa tecnología que marcha 20 años por delante de la nuestra. Los campos de fútbol amateurs brillan por su ausencia, quizás por la falta de espacio, y los niños no se calzan las botas de tacos sino que empuñan un bate. Lo observé en Tokyo, cuando coincidí en el hotel con una veintena de equipos que participaban en un torneo infantil y que lucían orgullosos sus uniformes incorporándose sistemáticamente y de forma ordenada al ascensor entre la planta cuatro a la treinta y tres.

Por el contrario apenas aprecié cuatro camisetas de fútbol en los casi diez días que pasé allí -todas internacionales eso sí-. Algo que desde luego no se corresponde con las cifras estratosféricas que se anuncian a bombo y platillo desde las oficinas de los diferentes clubes. Está claro que ni Oliver, ni Benji, ni un Mundial de fútbol en el que los estadios -de usar y tirar- los llenaban habitantes nipones pintados con los colores occidentales y ayudados económicamente por el Gobierno para “hacer bulto” han hecho mella en la población. Los japoneses pasan olímpicamente.

Ni que decir tiene que intentar conversar con un taxista del “deporte rey” es toda una odisea no sólo por su pésimo inglés, característica general entre sus compatriotas, sino por su desconocimiento absoluto. Tampoco los guías, algo más occidentalizados, saben demasiado de qué se les habla y no van mucho más allá de Nakamura y Nakata, al que se sigue considerando un sex-simbol. De hecho su cara es la única del mundo del fútbol que vi ligada a una campaña publicitaria junto con la de Del Piero, imagen de una firma italiana de complementos enclavada en el barrio comercial de Omotesando.

Por supuesto me costó Dios y ayuda dar con alguna bufanda de fútbol para engrosar mi colección, algo que conseguí en la única tienda especializada de fútbol que apareció durante mi periplo, en Kyoto concretamente. Allí, tímidamente y escondidas, encontré la del equipo local, el Shanga, y la de la selección. Sus precios desorbitados pero eso sí, de lo más singular. Ambas elaboradas con tela de toalla y en el caso concreto de la de la Federación japonesa con un número, fruto de la primacía del jugador individual por encima del bloque. Por lo que respecta al resto del establecimiento -con muy escasa clientela- alguna que otra zamarra del Manchester y del Inter, bufandas varias de equipos de la Premier y sólo tres elásticas con nombre: la de Cristiano Ronaldo, la de Kaká y, sorprendentemente, la de Diego.

Así se vive el fútbol en el archipiélago asiático, de un modo secundario, de forma silenciada. No ocupa portadas, no da titulares y no vende tanto como nos quieren hacer creer. Las giras no son sino viajes pagados que por lo visto no sirven para la venta del merchandising sino para posar sonrientes con un par de tipos de ojos rasgados y dar una imagen de internacionalidad y de hermanamiento mundial.

Por cierto, y ya para concluir. A poco que conozcáis algo del fútbol nipón os tiene que haber asaltado la duda del porqué del curioso nombre del “Gamba Osaka”. Aunque no estuve en la ciudad conocí a un guía residente allí. Me dijo que “Gamba” quiere “Ánimo”. Cuando le dije lo que significa en nuestro país se le pusieron los ojos a cuadros. Cuestión de culturas.

Una vez que ha vuelto el fútbol competitivo os cuelgo los mejroes goles de la jornada

Barcelona de Guayaquil-El Nacional Autor: Quiñonez (0-1, ver regate)
Oyola (1-1) http://www.youtube.com/watch?v=bry3MUMRcLw&eurl=

Grenoble-Lens Autor: Eduardo (0-1) http://www.youtube.com/watch?v=wu7935MjhiQ&eurl=
Levadiakos-Kavala Autor: Dobrasinovic (0-1) http://www.youtube.com/watch?v=h9QZk8bFAnA&eurl=
Panthrakikos-Iraklis Autor: Dica (0-1 y 1-2) http://www.youtube.com/watch?v=2kUc-DPYz2o&eurl=
Rosario-Racing Autor: Núñez (1-0) http://www.youtube.com/watch?v=-RxzYMIcbc4&eurl=
Juventus-Chievo Autor: Iaquinta (1-0) http://www.youtube.com/watch?v=CcheLQEO1Xo&eurl=
Kuban-Amkar Perm (Piscinazo de libro) http://www.youtube.com/watch?v=u2HtGB3KhUg&eurl=
Boca-Argentinos Autor: Gianni (0-2) http://www.youtube.com/watch?v=FIfeeuJPzBY&eurl=
Udinese-Parma Autor: Di Natale (2-2) http://www.youtube.com/watch?v=eLK9PpWDjvA&eurl=
Genova-Roma Autor: Zapater (2-2) http://www.youtube.com/watch?v=xgxwFtpK8xc&eurl=
Sporting-Braga Autor: Alan (0-1) http://www.youtube.com/watch?v=67CnN-u0N_0&eurl=
Dinamo Bucarest-Cluj Autor: Niculae (1-0) http://www.youtube.com/watch?v=4e6Hr7VcFTo&eurl=
Feyeenord-Roda Autor: De Guzmán (4-0) http://www.youtube.com/watch?v=Vrqdv9AbCjY&eurl=
Valenciennes-PSG Autor: Mater (2-3) http://videos.sapo.pt/5NGvr56ybHA94SI4NuiU
Auxerre-Lyon Autor: Boumsong (0-1) http://www.youtube.com/watch?v=ip9MdzDWmpo&eurl=

6 comentarios:

Antonio Caballero dijo...

El fútbol se debe ir abriendo paso como en EEUU. Quizá, la llegada de equipos grandes de España o de Inglaterra, sirva para dar a conocer el deporte rey.

un abrazo

Sílvia dijo...

Hola!
Es difícil implantar un deporte cuando otros acaparan la información de los medios.
Arigato!
sílvia

areadegol dijo...

Es muy difícil que llege el futbol a Japón, si ya dudo que llege a USA, pese a haber sido segundos en la Confe Cup, imaginemonos Japón.

Enhorabuena por el post, es muy bueno. Espero que hayas disfrutado del viaje.

Saludos!

Estoja dijo...

La verdad es que no me hubiese imaginado que fuese así, pensaba que el fútbol tenía más protagonismo.

Bueno, y gran viaje, tiene que ser interesantísimo conocer una cultura tan distinta.

Álvaro Fernández dijo...

Yo veía a Japón mas implicada, pero siempre es bueno que alguien nos acerque mas. Muchas gracias Carlos.

FÚTBOL O´REY DEL DEPORTE

Jaime dijo...

Ayy Carlitos, menos mal que ya llegaste a España, país donde el futbol es la comidilla 24 horas al dia, 7 dias a la semana, 31 dias al mes y 365 dias al año y país donde se puede degustar el jamón y la tortilla de patatas, probablemente los mejores manjares del mundo.

Este año me parece que ya empiezas como periodista licenciado, ¿no? Luego me das un toque por cualquiera de mis blogs que necesito pedirte un pequeño favor amigo.

Un abrazo.